Inteligencia Emocional Social

¿Sabes las diferencias entre estereotipo y prejuicio?

estereotipos y prejuicios

Los conceptos estereotipo y prejuicio suelen ser confundidos con asiduidad. Sin embargo, desde la psicología social son conceptos con matices diferentes. Generalmente, ambos conceptos son usados para definir actitudes negativas que a la postre son fruto de desigualdades sociales o procesos discriminatorios. Pero, ¿sabes realmente la diferencia entre estereotipo y prejuicio? Vamos a intentar explicarlo de forma sencilla con algunos ejemplos.

¿Qué es un estereotipo?

Podemos definir estereotipo como aquel consenso de opinión respecto a las características (rasgos, conductas, etc.) atribuidas a un grupo. Es decir, los estereotipos son creencias o ideas organizadas sobre las características asociadas a diferentes grupos sociales, tales como el aspecto físico, los intereses, las ocupaciones, etnias, etc. Son imágenes, ideas, opiniones o interpretaciones sobre los elementos de un grupo de manera simplificada.

Pero, ¿todas las interpretaciones que hacemos son siempre interpretaciones negativas? No. Un estereotipo puede ser positivo, negativo o incluso neutral. Por ejemplo, creer que todos los turistas alemanes van en chanclas y calcetines, puede tener una interpretación negativa o positiva en función del valor que cada uno haga sobre esa característica del grupo. Categorizar a una persona como “friki” simplemente porque le gusten mucho los ordenadores o los videojuegos es otro ejemplo de idea simplificada que bien puede ser tomada de forma negativa como positiva, en función del contexto. Un estereotipo que podría ser categorizado como positivo, podría ser, por ejemplo, creer que todos los japoneses son disciplinados. No obstante, y por desgracia, suelen resaltar o transcender más los estereotipos negativos, como la falsa creencia de que todas las mujeres rubias son tontas. Y es que muchas veces los estereotipos son generados por distorsiones cognitivas de la realidad.

¿Por qué creamos estereotipos?

Los estereotipos, según Allport (1954), cumplen funciones de categorización (simplificación del universo estimular); defensa de los valores (mantienen la distintividad positiva para el endogrupo, sobre todo cuando el status quo puede ser puesto en evidencia) y de mantenimiento del propio statuo quo (facilita el control de la ideología dominante en el contexto).

>> Artículo relacionado: Cómo los sesgos cognitivos afectan a nuestras decisiones diarias

¿Qué es un prejuicio?

Pues bien, un prejuicio es una actitud, generalmente de rechazo, hacia los miembros de un grupo. Es una reacción injustificada ante una persona originada por la pertenencia de ésta a un grupo social concreto. Los prejuicios son los sentimientos y emociones positivas o negativas que se tienen sobre un grupo social y sus miembros.

Por ejemplo, cuando una persona reacciona de forma negativa cuando ve a una mujer aparcando mal, o cuando una persona agarra su bolso con fuerza para que no se lo roben cuando ve entrar en el metro a una persona de color. Evidentemente, ambas creencias son erróneas, son estereotipadas, y se convierten en prejuicios negativos cuando se usan de forma afectiva o emocional (frustración en el coche, defensa en el metro). Si no existiese esa reacción, esa actitud, solo existiría el estereotipo. Como sucede con los estereotipos, no todos los prejuicios son negativos.

Diferencia entre estereotipo y prejuicio.

Por tanto, lo que diferencia al estereotipo del prejuicio es la actitud mostrada, la reacción. Un estereotipo (positivo o negativo) es una opinión justificada de componente cognitivo y el componente del prejuicio sería afectivo y de carácter irracional e injusto, es una actitud negativa (o positiva si es el caso). Así que, podríamos decir que un estereotipo podría desencadenar en una actitud prejuiciosa (negativa o positiva).

>> Artículo relacionado: Racismo inconsciente [VIDEO].

Ejemplos de estereotipo y prejuicio.

A modo de resumen, unos ejemplos.

El estereotipo de género (y laboral) de que las mujeres son las mejores candidatas para desempeñar funciones de secretaría podría desencadenar en un prejuicio negativo hacia un buen candidato masculino, descartándolo del proceso de selección por el simple hecho de ser hombre, o bien los propios compañeros de trabajo podrían tener actitudes prejuiciosas negativas hacia un hombre por desempeñar un trabajo de “mujeres”.

Otro ejemplo de estereotipo es la idea de que todos los políticos son corruptos, el prejuicio negativo se daría cuando a pesar de desconocer si los de tu ciudad lo son o no, no ir a votar como actitud negativa ante el grupo de los políticos. Más ejemplos, creer que las mujeres no juegan bien al fútbol (estereotipo) y la actitud de despreciar a una mujer para tu equipo a la hora de jugar un partido con los amigos, cuando igual es la que mejor juega de todos (prejuicio negativo). Por último, según el estereotipo de que todas las mujeres rubias son tontas, Marilyn Monroe (foto del artículo) debería serlo, sin embargo su coeficiente intelectual dice todo lo contrario ;).

Existen millones de ejemplos de prejuicios y estereotipos. ¿Sabes ahora identificarlos mejor? ¿Serías capaz de poner ejemplos de estereotipo y de prejuicio?

_

Referencias bibliográficas:

Allport, G. W. (1954). The nature of prejudice. Reading: Addison-Wesley. 

Morales, J.F., Huici. C. (2003). Psicología Social. Madrid: UNED

Sobre el autor

Iván Pico

Graduado en Psicología (UNED). Nº Colegiado G-5480. Diplomado en Ciencias Empresariales (USC). Máster en Psicología del Trabajo y las Organizaciones. (INESEM). Máster Universitario Oficial en Orientación Profesional (UNED). Posgrado en Neuromarketing (Universidad Camilo José Cela). Técnico Deportivo Nivel II, fútbol sala (RFEF). Especialista en Psicología Aplicada al Deporte. Etc, etc...
Ver Página personal de Linkedin para información adicional o en la sección ¿Quién soy de la web? :)

17 comentarios

Click aquí para poner un comentario

  • Llegue aquí porque estaba viendo una serie y me tope con un comentario que decía que un capitulo era discriminatorio; hoy pasa mucho en televisión que se reclama que algo discrimina ha un cierto grupo, aunque en muchas ocasiones se trata del uso de estereotipos; sin embargo, aun leyendo tu articulo no sabría cuando diferenciar que algo es un estereotipo a cuando fuese una discriminación. ¿Cual seria la diferencia (en una serie x en tv) entre una escena de estereotipo y una escena que fuese discriminatoria?

    • Hola Valentina.

      Para que se produjese una discriminación debe existir una acción negativa. Es decir, el estereotipo es la imagen mental (creencia) que se realiza y la discriminación es la conducta negativa en relación a ese pensamiento. En el ejemplo que dices de una escena, un estereotipo sería creer que todos los actores de artes marciales son de origen oriental (chinos, japoneses…), la discriminación sería si para realizar esa escena descartan a todos los actores americanos por pensar que no serán buenos en las artes marciales. Se produce una caracterización del personaje por estereotipo, discriminando a otras opciones que podrían ser incluso mejores.

      No sé si me he explicado. Espero que sí 🙂

      Un saludo y gracias por el comentario.

      Iván Pico
      Psicólogo online

      • Hola Iván.

        Sí, me aclaro bastante la idea. Me puse a investigar y la verdad se logra notar la diferencia; como en los cortos animados de las épocas de guerra, donde solían retratar a los del grupo enemigo con bastantes estereotipos, pero a un punto de mostrarlos como los malos o como los tontos (dependiendo del sentido humorístico del show). En cambio, en escenas que usan estereotipos los personajes reaccionan de maneras diversas a estos, dando retratos de los personajes desde distintos puntos.

        Un saludos y muchas gracias por responder 🙂

  • Comprar una pizza y pasar por al lado de un gordo. Pensar que no te dejará nada si te pide es parte del estereotipo, mientras que la actitud prejuiciosa sería esconder la pizza jajajaj

    No sé la diferencia entre actitud prejuiciosa y discriminación porque las usaría como sinónimos, de todas formas yo diría que una actitud discriminatoria no se da por el comportamiento de un grupo, sino que por raza, genero, etc. Es decir, solo con mirar puedo discriminar, mientras que una actitud prejuiciosa necesitaría de información acerca del comportamiento de un grupo.

    Por ej: Hitler y la discriminación a negros, judíos, gente enferma. Los negros no tenían opción obviamente pero los judíos bastaba con que se convirtieran al catolicismo para “salvarse”.

    • Hola Carla.
      Gracias por la aportación, muy interesante.

      En cuanto a lo de la discriminación, la diferencia radica en realizar o no la conducta que se cree (estereotipo o prejuicio). En el caso de Hitler ña discriminación es más que evidentemente.

      Es decir, la discriminación va a llevar consigo siempre un prejuicio negativo pero no siempre al revés.

      Por ejemplo, puedes pensar lo de ña pizza y el gordo pero no actuar en consecuencia y quedarte solo con la creencia mental.

      Un saludo,

      Iván Pico
      Psicólogo online

  • Iván, muchas gracias por tu blog y por este artículo. He llegado hasta aquí porque estoy intentando profundizar en el estereotipo, prejuicio, y su uso como herramienta de dominación o discriminación de un colectivo hacia otro. Me he servido mucho la información que expones. Me voy a suscribir a tu blog para no perderme tus próximos artículos.

      • Iván ya que te has ofrecido… me puedes decir, si la siguiente interpretación sería correcta: El problema de los estereotipos es que terminan convirtiéndose en prejuicios, “los andaluces somos analfabetos, no sabemos hablar” estereotipo, usar el habla andaluza para representar papeles de porteros, criadas, o para anunciar limpia-váter, y sin embargo tener problemas para entender a un médico que habla con acento sevillano, ¿es un prejuicio? ; el que las empresas de publicidad usen el habla andaluza para vender productos de limpieza pero no para anunciar productos de alta tecnología, ¿es un prejuicio? . Gracias!

        • La diferencia radicaría en el componente de actitud sobre el pensamiento. Es decir, el estereotipo es la creencia que se tiene sobre un grupo, en este caso sobre los andaluces. Si se ejerce una actitud negativa sobre ese pensamiento como puede ser comparar de manera intencionada y negativa un producto o servicio con un nivel cultura más bajo sí se trataría de un prejuicio.

          Sin embargo, si el estereotipo se utiliza en esa campaña de manera irónica no tendría que ser un prejuicio. Solo se convertiría en prejuicio si el receptor de ese mensaje actúa de manera prejuiciosa a consecuencia del anuncio. Es decir, el anuncio muestra un estereotipo que puede desencadenar una actitud prejuiciosa del receptor.

          Espero haberlo explicado bien 😉

          Un saludo,
          Iván Pico

        • La diferencia es que tu puedes rechazar a un grupo pero no por un componente negativo. Por ejemplo, podrías no querer relacionarte con personas más inteligentes o de mayor estatus social simplemente por sentimientos de inferioridad. Como digo, generalmente es de rechazo, ya que los casos contrarios son menos comunes. Pero, por ejemplo, un prejuicio positivo de aceptación sería en el caso elegir antes a una persona americana para jugar al baloncesto y darle antes una oportunidad por la creencia de que los americanos juegan mejor.

          No sé si ha sido buen ejemplo, pero es lo que se me ha venido a la cabeza 🙂