Curiosidades Social Viajar

Japón y la psicología

Psicología en Japón

Hace unos días que llegué de viaje por Japón y me quedé con ganas de escribir un poco sobre aquel maravilloso lugar y su tan distante cultura. Una pregunta invadía mi cabeza tras ver tanta aparente tranquilidad y organización en medio de millones de personas recorriendo las calles de las metrópolis: ¿irían mucho al psicólogo los japoneses? Así que, me puse a investigar un poco. El país tiene dos contrastes muy marcados. Lo tradicional y profundo contrasta con lo más moderno e incluso futurista. Además, se está sometiendo a una cierta occidentalización (no os podéis imaginar la cantidad de Starbucks que hay, por ejemplo).

Las emociones para los japoneses: el tatemae y el honne

En general los japoneses racionalizan sus emociones estableciendo dos tipos de comportamientos en función del contexto: el tatemae para comportamientos públicos y el honne que hace referencia a los propios sentimientos y emociones individuales. Su forma de procesar las emociones está ligada a la cultura ancestral, lo cual no quiere decir que no sientan igual que nosotros, simplemente canalizan sus emociones de forma diferente, muchas veces guiados por sus creencias espirituales. Suelen ser budistas o tahoistas pero no siempre desde su punto de vista religioso sino como una filosofía de vida.

>> Artículo relacionado: La prueba del cubo (test).

Sociedad colectivista y confianza intergrupal

La base de todo esto es que Japón es una sociedad altamente colectivista. Con lo cual cuando tienen algún tipo de problema intentan contenerlo en beneficio de la comunidad para evitar perjudicar a su entorno. Un ejemplo de este comportamiento es el uso de mascarillas. Vas paseando por cualquier rincón de Japón y ves a gente con mascarillas puestas. Los occidentales pensamos que las usan para protegerse a uno mismo de amenazas externas o contaminación, de hecho es lo que hacemos aquí, sin embargo ellos lo hacen para proteger a los demás de posibles infecciones, cuando uno está acatarmascarillas japónrado, por ejemplo, se ponen la mascarilla para no contagiar a los demás. Una vez más en beneficio del grupo.

Otro claro ejemplo de su saludable cultura es el alto grado de confianza intergrupal que tienen.  Por desgracia, en muchos países occidentales, si dejas tu bicicleta aparcada en la calle sin candado es posible que te desaparezca. En Japón, puedes dejar todo lo que quieras sin candado, o la puerta de tu casa abierta, que pasarán cientos de miles de personas por delante y ni la tocarán. Lo hacen porque se identifican con el grupo, son un yo social, por lo que el grado de respeto es máximo.

Problemas psicológicos en Japón

No obstante, según datos del año 2012, Japón ocupa el lugar número 12 en la lista de países con tasas más altas de suicidio y los motivos son los mismos que en las sociedades occidentales: problemas de salud, problemas financieros, problemas domésticos, falta de empleo, problemas de pareja, problemas escolares, etc… Por lo que no están directamente relacionados con su cultura o filosofía de vida, como acto de honor o vergüenza, como algunos creen. Por mucho que la palabra kamikaze tenga un origen japonés, sus causas de suicidio no tienen relación a este tipo de actos. De hecho, la palabra kamikaze fue mal adaptada por los traductores estadounidenses y se ha extendido fuera de Japón bajo ese nombre.

Existir existe la figura del psicólogo y tienen algunos de gran relevancia como Hayao Kawai (1928-2007) fundador de la psicología analítica y clínica en Japón. Incluso algunos trastornos son típicos de Japón como el Hikikomori, fenómeno social por el que las personas se apartan de la sociedad y se recluyen en un aislamiento extremo abandonando la vida social. Está en relación con las dificultades de lidiar con el honne y el tatemae, conceptos de los que hablamos antes. En occidente este fenómeno está cercano a la fobia social. agorafobia o trastornos de evitación. Otro gran problema son las muertes por excesivo trabajo, lo que en Japón llaman karoshi.

>> Artículo relacionado: Karoshi: cuando el trabajo te mata. 

Habilidades de la psicología japonesa

La psicología japonesa se fundamenta en 4 habilidades básicas desde un acercamiento natural al bienestar mental:

  1. Aceptación. El término japonés Arugamama hace referencia a “aceptar las cosas como son”. Cuando se aceptan las cosas tal y como son no existen energías que te atrapen bajo su resistencia o confrontación. Luchar por controlar lo incontrolable genera estados frustración que pueden desencadenar estados de inestabilidad emocional. Sin embargo, si posees la habilidad de la aceptación, podrás relajarte ante una situación que suponga un reto en vez de tratar de manipular o controlar las condiciones ajenas a uno mismo.
  2. Coexistencia con sentimientos desagradables. Por motivos quizás culturales, tendemos a lidiar con los sentimientos de dos formas: expresarlos o reprimirlos. Una tercera opción es coexistir con ellos, aceptarlos y llevarlos con nosotros mismos ya que pertenecen a nuestas vidas. Esta habilidad nos permite adoptar las medidas comunes o cumplir con nuestras obligaciones importantes y significativas para nosotros, incluso cuando no tenemos ganas de hacerlo.
  3. Atención. Es la base de las Terapia Morita y Naikan centradas en la auto-focalización. Una de las características principales de la psicología japonesa es que la atención propia (focalizada en uno mismo) se asocia al sufrimiento psicológico y emocional. Con lo cual, en vez de enfocarse constantemente en nuestra propia experiencia interna se ha de aprender a cambiar nuestra atención hacia el mundo que nos rodea para relacionarnos con él. En la terapia Morita se alienta a los pacientes con trastornos de ansiedad a aceptarla como un sentimiento natural, mientras que promueve comportamientos constructivos a través de cuatro fases: reposo en cama en solitario, trabajo leve, trabajo pesado y preparación para la vida cotidiana normal. Mediante la aceptación se reorienta la atención hacia un comportamiento determinado.
  4. Auto-reflexión. Todo el mundo tiene su propia historias, o muchas propias historias que explican nuestras vidas y nuestras relaciones interpersonales de forma única. Mediante la terapia Naikan, que significa algo así como “introspección” tratamos de vernos uno mismo con el ojo de la mente. Es un método estructurado de auto-reflexión que nos ayuda a comprendernos a nosotros mismos, nuestras relaciones y la naturaleza fundamental de la existencia humana. Se da la oportunidad de impugnar la validez de nuestras historias, es como un examen personal y sincero que nos permite abandonar la visión victimista de nosotros mismos para desarrollar un profundo sentimiento de aprecio por la vida, y de la forma en la que hemos sido apoyados y queridos.

Conclusiones

Pues bien, la psicología también existe en Japón y los japoneses también tienen problemas, lo que pasa es que su forma de solucionarlos o afrontarlos es diferente a la occidental aunque poco a poco la figura del psicólogo tal como se conoce en occidente empieza a coger fuerza. Además, recordemos que la psicología no solo es clínica y de la salud. Existen otras áreas, como la educación, la empresa o el deporte de las que seguro que los japoneses tomarán nota de esta gran ciencia que es la psicología, como referencia mundial en ciencia que son.

Si tenéis la oportunidad de viajar a Japón,os recomiendo visitar el Museo Nacional de Naturaleza y Ciencia y especialmente el Museo Nacional de Ciencias e Innovación (Miraikan), ambos en Tokio, donde los procesos psicológicos forman parte de sus exposiciones interactivas y de los grandes avances tecnológicos.

>> Artículo relacionado: Aprendizaje Robot (el robot Asimo).

¡Qué gran país es Japón!

Arigato!

Sobre el autor

Iván Pico

Graduado en Psicología (UNED). Nº Colegiado G-5480. Diplomado en Ciencias Empresariales (USC). Máster en Psicología del Trabajo y las Organizaciones. (INESEM). Máster Universitario Oficial en Orientación Profesional (UNED). Posgrado en Neuromarketing (Universidad Camilo José Cela). Técnico Deportivo Nivel II, fútbol sala (RFEF). Especialista en Psicología Aplicada al Deporte. Etc, etc…
Ver Página personal de Linkedin para información adicional o en la sección ¿Quién soy de la web? :)

2 comentarios

Click aquí para poner un comentario

Deja un comentario

¿Quieres consultar algo?

Sí, ayúdame. No, sólo curioseo. Existe también un servicio de recepción online con chat directo para consultas instantáneas. Pulsa el botón naranja de abajo.

¡Suscríbete!