Educación Grupos Organizaciones

Phillips 66: una técnica de dinámica de grupo que mejora la participación

phillips 66 técnica dinamica grupo

La técnica de dinámica de grupos Phillips 66 fue creada por J. Donald Phillips, del Michigan State College. Su nombre deriva del apellido del propio autor y del hecho de que 6 personas discuten un asunto a lo largo de 6 minutos. Es muy útil en equipos extensos, de incluso más de 20 personas.

Objetivos de la técnica Phillips 66

Los objetivos principales de esta técnica son principalmente tres:

  1. Permitir y fomentar la colaboración activa de todos los miembros de un conjunto, por grande que éste sea.
  2. Obtener las opiniones de todos los miembros en un periodo bastante breve.
  3. Llegar a la toma de elecciones, obtener diversos puntos de vista de todas las personas del grupo sobre un problema o cuestión.

Además, esta técnica desarrolla la de síntesis y la concentración, ayuda a superar las inhibiciones para dialogar frente a otros, estimula el sentido de la responsabilidad y dinamiza y distribuye la actividad de los grandes grupos de personas.

El objetivo principal es conseguir que se participe de forma democrática en grupos amplios. De la misma forma que lo ha expresado su autor: “En vez de una discusión controlada por una minoría que ofrece contribuciones voluntarias mientras el tiempo lo permite, la discusión 6.6 proporciona tiempo para que participen todos, provee el blanco para la discusión por medio de una pregunta especifica cuidadosamente preparada, y permite una síntesis del pensamiento de cada pequeño grupo para que sea difundida en beneficio de todos“.

Cómo se hace Phillips 6.6

La Phillips 6.6 podría ser aplicada en bastante distintas situaciones y con diversos propósitos, siendo un método flexible. Vamos a explicar su funcionamiento.

Preparación

Esta técnica necesita de escasa preparación. Bastará con que quien la aplique conozca el método y posea aptitudes para ponerlo en práctica. El asunto o problema por discutirse podría ser previsto, o bien surgir dentro del desarrollo de la reunión. No es habitual reunir a las personas para hacer un “Phillips 66”, sino que la técnica se utilice durante un momento determinado de la reunión, cuando se considera más apropiado intervenir a través de esta herramienta de dinamización de grupos.

Desarrollo Phillips 66

El funcionamiento de esta técnica se basa en cuatro pasos fundamentales:

  1. Una vez que el facilitador (persona que dirige la charla) estima conveniente la ejecución de un “Phillips 66”, formula la pregunta o asunto del caso con la mayor precisión y concreción posible, y explica cómo los miembros han de conformar subgrupos de 6, para ello puede desplazar los asientos o bien hacer girar a parte del grupo hacia la fila de atrás si los asientos son fijos.
  2. El facilitador informa a los participantes sobre la forma en que ha de trabajar cada subgrupo e invita a conformar los subgrupos.
  3. Cuando los subgrupos han destinado un coordinador y un secretario, el facilitador empieza a contar los 6 minutos que ha de durar la tarea a realizar. Un minuto antes de que termine el plazo se indica a los participantes que deben terminar la tarea.
  4. Terminado el tiempo de discusión de los subgrupos el facilitador reúne al grupo en sesión plenaria y solicita a los secretarios la lectura de sus breves informes o resúmenes.

El facilitador u otra persona anotan una síntesis fiel de los informes leídos por los secretarios. De tal modo que todo el conjunto entienda los resultados que se han obtenido, extrae las conclusiones sobre ellos y se hace un resumen final cuya naturaleza dependerá del asunto, pregunta o problema que se haya expuesto.

Recomendaciones prácticas

Cuando el grupo no es lo bastante numeroso tienen la posibilidad de formarse subgrupos de 3 o 4 miembros. Sin embargo no es correcto conformar equipos de bastante más de 6 personas, ya que la colaboración se vería afectada. Si las personas son desconocidas entre sí la relación va a ser favorecida con una breveo presentación anterior a empezar la labor del subgrupo.
El facilitador puede aumentar el tiempo de discusión si el tema es lo suficientemente interesante para todas las partes o para ayudar en la redacción del resumen.

Es adecuado que la pregunta o asunto en controversia sea redactada en una pizarra o similar y quede a la vista de todos.

En las primeras vivencias se propondrán temas simples, formulados con claridad y exactitud. El facilitador debería actuar con sencillez y naturalidad, estimulando el interés por la actividad. No debería hacer ni una evaluación de las ideas o respuestas aportadas por los subgrupos; es el conjunto quien debería juzgarlas.
En una fase de más experiencia existe la posibilidad de dedicar diversos temas a cada subgrupo o a muchos de ellos. Dentro de lo posible la pregunta ha de ser de las que exigen respuestas de tipo “sumatorio”, no de contraposición. Ejemplo: mencione razones, qué consecuencias tendría, cuántos componentes se necesitan, qué propiedades tiene, etcétera.

Aplicaciones Phillips 6.6

El Phillips 6.6 puede usarse tanto en clases habituales como en eventos especiales de grupos. No es de por sí una técnica de aprendizaje, no enseña conocimientos nuevos ni da información (salvo la ocasional que aparezca en la interacción). Permite, sin embargo, la confrontación de ideas o puntos, el esclarecimiento y enriquecimiento recíproco, además de la actividad y colaboración de todos los miembros, estimulando sobre todo a los más tímidos, indiferentes o introvertidos.

En un grupo de discusión el Phillips 6.6 es eficaz para obtener inmediatamente opiniones desarrolladas por subgrupos, convenios parciales, decisiones sobre metodologías de trabajo, recomendaciones de actividades, trabajos de repaso y de comprobación inicial de la información, como antecedente de intentar un nuevo asunto a trabajar.

Además se puede utilizar esta técnica en al aula para indagar el grado general de información que tienen los estudiantes sobre un asunto; para llevar a cabo y encontrar aplicaciones a un asunto aprendido teóricamente.

Es útil también para realizarla después de cualquier actividad desarrollada colectivamente (clase, conferencia, charlas, película, experimento, partido, deporte, etc.) de manera que podría ser evaluada o apreciada en pocos minutos mediante esta técnica.

Iván Pico

Director y creador de Psicopico.com. Psicólogo Colegiado G-5480 entre otras cosas. Visita la sección "Sobre mí" para saber más. ¿Quieres una consulta personalizada? ¡Escríbeme!

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Chat
1
💬 ¿Te ayudo?
Psicopico
Hola 👋
Soy Iván Pico, psicólogo. Si puedo ayudarte no dudes en escribirme. Gracias por la visita. Un saludo.