Grupos Organizaciones

Qué NO son y qué SÍ son las técnicas de dinámica de grupo.

técnicas dinámica de grupo

Se suele incurrir en un error al hablar de “realizar una dinámica de grupo” ya que las dinámicas de grupo se dan siempre en los grupos, independientemente de que apliquemos o no una técnica. Las dinámicas de grupo fueron estudiadas por primera vez por el psicólogo alemán, nacionalizado estadounidense, Kurt Lewin (1890-1947), reconocido como el fundador de la psicología social y promotor de la psicología de la Gestalt. De este movimiento surgen las técnicas de dinámica de grupo.

Lewin aplicó su Teoría del Campo al paradigma de las fuerzas sociales que emergen en los grupos. En su teoría, afirmaba que las variaciones individuales del comportamiento humano en relación a la norma son condicionadas por la tensión entre la percepción que el propio individuo tiene de sí mismo y el ambiente psicológico en el que se encuentra, es decir, el espacio vital.

La técnica de dinámica de grupo hace referencia al cómo se organiza el trabajo de grupo a través de un educador o dinamizador para lograr alcanzar las metas que éste se propone de forma eficaz. Dicho esto, nos queda claro que la denominación científica para esta rama de la psicología social es la de “técnica de dinámica de grupos” y no lo coloquialmente llamado “dinámicas” o “dinámicas de grupo”.

¿Para qué se usan las técnicas de dinámica de grupo?

Los usos de las técnicas grupales son múltiples y dependen sobre todo de la creatividad del dinamizador para adaptarlas a los contextos, personas y objetivos marcados. No es lo mismo realizarla en el ámbito clínico que en el laboral o en el educativo o deportivo. Algunas de sus usos más frecuentes son los siguientes:

  1. Estimular y/o reforzar la temática perseguida en un proceso de aprendizaje.
  2. Hacer transferibles o traducibles a situaciones reales los conceptos teóricos.
  3. Diagnosticar y desarrollar habilidades y actitudes especificas.
  4. Evaluar el conocimiento.
  5. Identificar las expectativas del grupo.
  6. Fijar reglas en un grupo.
  7. Superar el estancamiento de la dinámica de un grupo.
  8. Energizar o preparar a un grupo para el aprendizaje.
  9. Diagnosticar y analizar procesos de dinámica de grupos.
  10. Integrar a grupos de trabajo, etc.

Para qué no es y para qué es una técnica de dinámica de grupo.

Para entender las funciones y usos de las técnicas de dinámicas de grupo vamos a exponer primeramente sus malos usos:

Las técnicas de dinámica de grupo NO SON PARA:

  1. Jugar: no se utilizan con un objetivo lúdico ni de diversión para hacer más ameno el trabajo con un grupo. Las técnicas de dinámica de grupos no son un juego.
  2. Fomentar el compañerismo: mediante el uso de estas técnicas solo se logrará cierta cordialidad y camaradería superficial.
  3. Dar la opciones para poder hablar y especular: no se usan para “llenar tiempo” o realizar un trabajo o reunión de forma más amena. El animador no puede reducir su trabajo a esto exclusivamente.
  4. Utilizarlas de forma pura: la creatividad del dinamizador ha de estar presente y no realizarlas al dedillo según pone el libro de turno.

Las técnicas de dinámica de grupo SÍ SON PARA: 

  1. Dar seriedad y profundidad: se busca que los miembros del grupo reflexionen de manera sistemática. Pongámonos a pensar.
  2. Crear grupo: no confundamos esto con el mero compañerismo, las técnicas son un medio para fortalecer las relaciones humanas, profundizar en ellas y desarrollar actitudes de fraternidad y comunión.
  3. Superar el estancamiento de la dinámica de un grupo: como ya dijimos, las dinámicas ocurren siempre, una técnica las dinamizará. Movamos al grupo y a sus mentes.
  4. Buscar soluciones: si hay conflictos internos de grupo se buscarán las soluciones a esos problemas de manera que se favorezca la integración y la comunicación intragrupo. Esto beneficiará el desarrollo del sentido crítico de las personas del grupo y logrará un trabajo en equipo más efectivo.

Conclusiones

Si vas a aplicar una técnica de dinámica de grupo has de tener en cuenta que:

  • No todas las técnicas sirven para todos los objetivos.
  • No todas las técnicas pueden utilizarse en todos los lugares o contextos.
  • Las técnicas son sólo un medio, nunca un fin por si solas.

A partir de estas pautas ponte a buscar y crear tu propia técnica de dinámica de grupo o cogiendo como base alguna de las más usadas: foro, conferencia, cuchicheo, debates, seminarios, entrevistas, clínica del rumor, Phillips 6/6, role-playing, brainstorming, estudios de casos, etc. Recuerda apoyarte en profesionales de la psicología para el asesoramiento o impartición de estas técnicas, te ayudará adaptarlas a tus necesidades, objetivo y grupo de personas concreto. ¡Sé creativo!

Sobre el autor

Iván Pico

Graduado en Psicología (UNED). Nº Colegiado G-5480. Diplomado en Ciencias Empresariales (USC). Máster en Psicología del Trabajo y las Organizaciones. (INESEM). Máster Universitario Oficial en Orientación Profesional (UNED). Posgrado en Neuromarketing (Universidad Camilo José Cela). Técnico Deportivo Nivel II, fútbol sala (RFEF). Especialista en Psicología Aplicada al Deporte. Etc, etc…
Ver Página personal de Linkedin para información adicional o en la sección ¿Quién soy de la web? :)

1 comentario

Click aquí para poner un comentario

Deja un comentario