Criminología

Tipos de psicópatas: principales perfiles

tipos psicópatas

La psicopatía es un trastorno de la personalidad caracterizado principalmente por la realización de conductas sociales desviadas de la norma, falta de empatía y sin sentimientos de culpa o remordimiento de la persona psicópata. Estas personas suelen tener una personalidad egocéntrica, manipuladora e impulsiva que les lleva a transgredir las normas y leyes en busca de sensaciones. Esto ocasiona que puedan volverse violentos y agresivos debido a esa falta de empatía hacia la víctima y su nulo sentimiento de culpabilidad por los hechos acometidos.

Este problema del comportamiento actualmente no se encuentra reconocido como tal por ninguna clasificación de enfermedades mentales, por lo que se podría hablar más de un tipo de personalidad, que suele relacionarse con el trastorno antisocial de la personalidad y que está relacionado directamente con conductas violentas y delictivas.

>> Artículo relacionado: ¿Qué son los casi psicópatas?

Clasificación de los psicópatas

En cuanto a las diferentes tipologías de los psicópatas existen diversas clasificaciones, vamos a seguir las del experto en criminología Garrido Genovés (2003). La personalidad psicópatas más relacionadas con conductas delictivas y violentas se podrían clasificar en 5 tipos principales.

  1. Psicópatas idiopáticos (puros o primarios). Individuos cuya conducta se consideraría una conducta antisocial en sí misma, como manifestación de su propio trastorno en consonancia con una estructura del carácter antisocial.
  1. Psicópatas secundarios (sintomáticos). Aquellas personas que son capaces de mostrar culpa y remordimiento y de establecer relaciones afectivas, estando motivada la conducta antisocial por problemas de otro tipo (de índole neurótica o psicótica) que sería lo primario; y su problema de conducta sería lo secundario.
  1. Psicópatas socializados. En este caso se presentan conductas antisociales, pero que son vistas desde el propio grupo como normales. Suelen ser personas que pertenecen a un mundo marginal y tienen con una subcultura propia. No tienen deficiencias de personalidad puesto que funcionan adecuadamente dentro de su contexto de valores. En relación con el consumo de drogas, este mismo autor diferencia entre:
  1. Psicopatía primaria o alcoholismo secundario (u otras drogas). Aquí las personas cuyo problema principal es algún trastorno de personalidad y la manifestación de características psicopáticas, que utilizan el alcohol o las drogas como síntoma del estilo general desviado. Hay que tener muy claro que durante el consumo de alcohol o drogas no aparece ningún impulso que no estuviese ya antes del consumo, la droga, lo que hace es servir como catalizador que facilita la expresión de la conducta antisocial. Por tanto, en ningún caso, el consumo de drogas o el alcoholismo nunca va a justificar la actitud violenta.
  1. Alcoholismo primario o psicopatía secundaria (u otras drogas). Son personas donde el problema principal es la adicción, que es la causa de la comisión de las conductas antisociales, las cuales pueden llevar al diagnóstico de psicopatía. Las causas de adicción son muy distintas a cuando se trata de psicopatía primaria, ya que lo hacen como medio de escape y cuando aparece la conducta desviada es por consumo excesivo y no por tendencia antisocial subyacente (que es lo que aparece en el alcoholismo secundario). A estos dos últimos tipos de se les llama psicópatas alcohólicos y alcohólicos psicópatas respectivamente. Cuando el problema principal es la adicción el pronóstico es más favorable.

Enmascaramiento de la psicopatía

A la hora de las tipologías es muy importante establecer un buen diagnóstico diferencial donde quede claro:

  • Qué trastornos enmascaran una psicopatía, algo que sucede con la tríada alcoholismo, abuso de drogas y delincuencia. Sucede que dos terceras partes de los diagnósticos de trastorno antisocial lo son también de alcoholismo y uno de cada tres lo es de drogodependencia.
  • Qué trastornos psicopáticos enmascaran otro trastorno, como puede ser la psicosis (alucinaciones y delusiones) y la neurosis (tiene sentimientos de culpa, escasa tensión y es inhibido) con las que no comparte síntomas; y con el deterioro cerebral (donde aparece labilidad emocional y bajo control de impulsos) y la personalidad narcisista (autosuficiencia y singularidad amplificada) con los que sí comparte síntomas.

Tipos de personalidad psicópata según Lykken

En la tipología de psicopatía es necesario hacer mención a la clasificación realizada por David T. Lykken (2000) de las personalidades psicopáticas que están relacionadas también con las propuestas por Genovés, según cuatro tipos de psicópata:

  1. Primario, coincidente con el idiopático.
  2. Secundario, que se corresponde con el tipo secundario.
  3. Desestabilizado, que puede adoptar una gama variada del tipo epiléptico, tipo colérico, tipo hipersexual, tipo de anhelos patológicos (gusto por el riesgo) y tipo histérico (producto de la represión excesiva de un deseo).
  4. Carismático (embustero encantador y atractivo).

Perfil del psicópata

Para resumir, seis son los elementos generales que ayudan a identificar a una persona con perfil psicópata:

  1. Capacidad verbal y encanto personal.
  2. Sensación grandiosa de valor personal.
  3. Propensión al aburrimiento y por tanto necesidad de estimulación.
  4. Uso de la mentira de forma patológica.
  5. Conducta falsa y manipuladora.
  6. Ausencia de remordimientos y sentimientos de culpa.

>> Artículo relacionado: La mente de un asesino a sueldo: el caso Kuklinski, el hombre de hielo

__

Referencias:

Garrido, V. (2003). Psicópatas y otros delincuentes violentos. Editorial Tirant lo Blanch

Lykken, D. (2000). Las personalidades antisociales. Editorial Herder

Iván Pico

Director y creador de Psicopico.com. Psicólogo Colegiado G-5480 entre otras cosas. Visita la sección "Sobre mí" para saber más. ¿Quieres una consulta personalizada? ¡Escríbeme!

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario