Cine Criminología Salud

¿Qué son los casi psicópatas?

casi psicópatas

Para entender lo que son los casi psicópatas es fundamental saber en qué consiste la psicopatía, como es lógico. La psicopatía se puede definir como un conjunto de rasgos de personalidad (con base psicológica, biológica y genética) y conductas socialmente desviadas. El concepto se basa en tres planos: afectivo, interpersonal y conductual:

En el plano afectivo se caracterizan por experimentar emociones lábiles y superficiales, con falta de empatía, de ansiedad y de sentimientos de culpa o de remordimiento. Además, son personas incapaces de establecer vínculos duraderos con personas e incluso con principios u objetivos.

>> Artículo relacionado: La rueda de las emociones de Robert Plutchik.

En el plano interpersonal son personas arrogantes, egocéntricas, manipuladoras, dominantes y enérgicas.

Por último, en el plano conductual se muestran irresponsables e impulsivos, buscadores de sensaciones. Es común que transgredan las normas y que tengan una vida social inestable con conductas parasitarias y sin apenas planificación. Son personas agresivas pero desde la vertiente más instrumental y depredadora, ya que la dirigen a la consecución y satisfacción de sus propias necesidades.

Pero, ¿qué pasa cuando una persona con estos rasgos se integra en la sociedad?

Los casi psicópatas.

El término casi psicópata fue acuñado por el doctor Ronald Schouten, profesor de psiquiatría de la Escuela Médica de la Universidad de Harvard. Schouten hace referencia al término casi psicópata en su libro Almost a Psychopath para denominar al psicópata integrado y no diagnosticado.

Una cualidad normal en los seres humanos es la manipulación y la mentira, todo el mundo «engaña» en menor o mayor medida, ya sea para conseguir un trabajo o un descuento en una tienda. Esto es relativamente normal, pero el problema llega cuando se vuelve la forma habitual de vida, una constante, y esto es lo que hacen los casi psicópatas. Los casi psicópatas utilizan estar artimañas manipulativas a lo largo de toda su vida, en diferentes aspectos y con potencial daño para los demás.

Los casi psicópatas sienten que lo están haciendo bien, se siente personas especiales y seres extraordinarios capaces de realizar cualquier cosa en la vida. Faltos de sinceridad, pero con un gran encanto superficial se creen los amos del mundo con una mente extraordinaria. No son criminales ni asesinos porque no causan daños físicos. Sin embargo, el impacto emocional en sus víctimas puede ser incluso peor. Su impacto en la sociedad es tóxico para todo lo que lo rodea.

Para un casi psicópata los demás seres humanos no son más que objetos utilizados para sus propios intereses. Los expertos en el área calculan que el 1% de la población mundial tienen ciertos rasgos psicópatas.

Es difícil que te encuentres con uno de ellos. Si sucede y te afecta, la primera recomendación es que pidas ayuda y se lo cuentes a alguien de confianza y no preocuparse uno solo por la situación dado el gran impacto emocional.

Los casi psicópatas suelen ser personas exitosas en la vida con lo cual es muy difícil que cambien sus conductas a pesar de las víctimas emocional que van dejando a su paso. Es su modo de vida. Es el famoso caso de Bernard Madoff  que detallamos a continuación.

Los casos Belfort y Madoff.

Seguramente todo el mundo haya visto la exitosa película protagonizada por Leonardo DiCaprio, El Lobo de Wall Street. Pues bien, DiCaprio encarna a un casi psicópata de libro. Esta película fue basada en la historia real de Jordan R. Belfort.  Similar a éste fue el famoso caso de Bernard Madoff, ambos casi psicópatas de traje y corbata. Este neoyorkino nacido en 1938, fue un banquero y asesor financiero con gran fama de filántropo fundó en 1960 una de las firmas de inversión más importantes de Wall Street. Madoff  engañó a grandes entidades bancarias, inversores, fundaciones y organizaciones caritativas. Estos hechos lo llevaron a una condena de 150 años de cárcel por realizar uno de los mayores fraudes de la historia, calculado en más de 50.000 millones de dólares, motivo por el cumple condena en prisión.

Si alguien vio la película de DiCaprio, la cual recomiendo, verá el gran poder de manipulación de este hombre sin límites. Otra película recomendada sobre hechos similares es Boiler Room, protagonizada por Ben Affleck.

De hecho, en una reciente entrevista, Madoff declara que todavía no se arrepiente ni siente los daños ocasionados a los estafados, sus víctimas no le importaban ni le siguen importando, solo eran sus clientes. Según declara, para él la prisión fue una liberación. Rasgos típicos de un casi psicópata que no controló su avaricia hasta sobrepasar con creces los límites de la legalidad para ampliar su poder.

La concurrencia entre Trastorno Antisocial de la Personalidad y la psicopatía es un combinación letal en la creación de una mente criminal.

16 Criterios de la personalidad psicópata.

Muchos son los autores que especifican los criterios de la personalidad psicópata. Exponemos los 16 propuestos por Hervey Cleckley:

  1. Considerable encanto externo e inteligencia por encima de la media.
  2. Ausencia de ansiedad u otros síntomas neuróticos: son equilibrados, con calma y con facilidad verbal.
  3. Ausencia de alucinaciones u otros signos de pensamiento irracional.
  4. Falta de fiabilidad, descuido de obligaciones, ningún sentido de la responsabilidad en asuntos de poca y de gran importancia.
  5. Falsedad e insinceridad.
  6. Falta de vergüenza o remordimiento.
  7. Conducta antisocial que está inadecuadamente motivada y pobremente planificada, derivándose de una impulsividad inexplicable.
  8. Falta de capacidad para aprender de la experiencia, juicio pobre.
  9. Egocentrismo patológico, incapacidad para amar.
  10. Pobreza general de emociones profundas y duraderas.
  11. Falta de empatía. Carencia de intuición, incapacidad para verse a sí mismo desde el punto de vista de los demás.
  12. Ingratitud hacia cualquier consideración especial, amabilidad y confianza.
  13. Conducta fantástica y poco recomendable después de beber y en ocasiones cuando no bebe: vulgaridad, rudeza, cambios súbitos del estado de ánimo, bromas.
  14. Amenazas de suicidio raramente llevadas acabo.
  15. Vida sexual impersonal, trivial y pobremente integrada.
  16. Fracaso en seguir un plan de vida de una manera ordenada.

Así que ya sabes, si te rodea alguna persona con estas características, puede ser tóxica para ti. Habla con alguien y no dejes que a ti también te manipule.

>> Artículo relacionado: La mente de un asesino a sueldo: el caso Kuklinski, el hombre de hielo.

Sobre el autor

Iván Pico

Graduado en Psicología (UNED). Nº Colegiado G-5480. Diplomado en Ciencias Empresariales (USC). Máster en Psicología del Trabajo y las Organizaciones. (INESEM). Máster Universitario Oficial en Orientación Profesional (UNED). Posgrado en Neuromarketing (Universidad Camilo José Cela). Técnico Deportivo Nivel II, fútbol sala (RFEF). Especialista en Psicología Aplicada al Deporte. Etc, etc...
Ver Página personal de Linkedin para información adicional o en la sección ¿Quién soy de la web? :)

1 comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

  • Un psicópata es un depredador que no va con la victima depredada por gusto de ir nada más, si no para obtener algo que tiene esta y que quiere obtener. Analiza a la victima y la entra a relacionarse, en el mejor momento que cree ideal, y el perfil de la víctima debe ser una persona dispuesta a colaborar. Eso facilita la tarea, de gente que confía mucho en los demás, de gente jóven, ingenua y positiva porque no ven la maldad y el peligro por ningún lado. De alguien que esté desorientada en la vida, y no sepa qué hacer en su futuro, que esté sola, que tengan necesidades emocionales, afectivas y sexuales que suplir. Osea, el objetivo fundamental del psicópata es depredar emocionalmente.

    El mundo está lleno de vendedores de humo que se aprovechan de las necesidades ajenas, por eso hay que tener cuidado a quien le cuentas tus problemas, de quien confías, porque luego eso lo van utilizar para controlarte. El piscópata utiliza tus carencias, debilidades y necesidades para venderte la solución, o darte un alivio a tus carencias… El psicópata te genera una necesidad que al principio te la da sin nada, pero que después te pide un alto precio por ella, muy superior a lo que te dió anteriormente.

    El psicópata te conoce mucho antes que tú a él, te ha estudiado muy bien previamente. Las personas con problemas sentimentales, emocionales, y sexuales, con problemas de reafirmación personal, de identidad, por sus debilidades, son las presas predilectas del psicópata que va a parasitarte. Y los pasos que va a ejecutar sistemáticamente para atraparte, en una cárcel emocional que va a ser muy complicado que escapes, te genera un gran apego que te hace perder tu sentido de realidad y tus intereses, desde que se te acerca por primera vez, hasta que te tiene envuelto en sus redes, son los siguientes…

    En primer lugar, empieza el psicópata con la seducción, que es encaminar a la victima hacia un beneficio propio, para eso necesita llamar la atención, se presenta como una persona encantadora, que se convierte en alguien fenomenal para ti, sabe previamente lo que te gusta y precisas, halagándote, con risas y buenas palabras, juega con tu ego, se hace una persona dulce con tus familiares y amigos para darles buena impresión, y va a valorarte todo lo que piensas, haces y digas. Los psicópatas son gente muy falsa e hipócrita.

    Luego va ser alguien el psicópata que se va a entregar a ti sin medida, despegado y generoso, haciéndote regalos continuamente, sin venir a cuento, diciéndote que te quiere, teniendo sexo contigo sin restricciones para cuando lo desees, por que posteriormente te va sacar algo superior. Por eso, no vale recibir nada gratis de nadie, todo tiene un precio, ya que si alguien te da algo aparentemente a cambio de nada, es porque más adelante te lo va a cobrar bien caro.

    Posteriormente el piscópata se va a interesar y le va a gustar temas que a ti te gustan, si te encandila determinado deporte, te dirá que le gusta igual, o la lectura, o el senderismo, o el ajedrez… es la técnica de conexión, que te hace creer que es tu media naranja, la persona de tus sueños, te hace pensar que es la mejor persona que pasa y pasará por tu vida. Para que se sienta segura y confianda la víctima, porque está con alguien igual. Es como si te adoctrinara sin darte cuenta. Está invirtiendo en ti, pero va a hacer que la victima invierta en él, porque te sientes en deuda. Va generándote una sensación de pertenencia, de que esta integrada en tu mundo, que es imprescindible para ti, que no la puedes perder bajo ningún concepto, para tenerte en sus garras pillado.

    La ingratitud e irresponsabilidad del psicópata, es su pan de cada día, su seña de identidad, ante cualquier consideración especial que se tenga, ya sea de generosidad, de bondad o de confianza, hagas lo que hagas, y le des lo que le des, considera que se lo merece y le corresponde, y es como si lo tiraras a la basura, un completo desagradecido, porque nunca lo tendrá en cuenta para devolverte algo que le has dado, aunque sea mínimamente… Es irresponsable el psicópata porque toma decisiones inviables que luego vas a tener que cargar tú con ellas. Y sobre todo, en el psicópata sus acciones no concuerdan con sus palabras.

    El psicópata parasita a su victima para vivir económica, emocional, socialmente de ella, hasta dañar su realidad, y hacerle dudar de su valía. Le separa de su gente cercana y querida, de familiares y amigos, para tenerle en exclusiva, le hace sentir culpable por no lograr algo aunque no le ha dado posibilidades para ello, hace que esté en deuda permanente la víctima, le tiene con una dependencia emocional enorme de la que no puede separars aunque quiera.

    Las discusiones con una psicópata careceran de lógica y razón, te montará pollos sin motivo… como no entienden la empatía, son expertas en llevar conversaciones conflictivas y liarla cada dos por tres, sobre algo que han hecho mal, y lo justican con los razonamientos de lo más tontos, que no tienen sentido, que te van a desgastar emocionalmente para nada. Y aunque busques todas las formas de explicarle que lo que hizo está mal, no lo querrá entender nunca, no va a dar su brazo a torcer, y se va a justificar de una y mil maneras absurdas. Una psicópata no tiene sentimiento de culpabilidad, raramente se disculpa… Te habrá causado un daño muy grande y no te lo va a aceptar que lo ha hecho, y no sólo te lo hará una vez, si no muchas. Y si es tu pareja, va a destruir tu vida y se quedara tan campante, como si no te hubiera hecho nada…

    El psicópata toma de decisiones sobre tu vida, tu dinero y tu futuro sin consultarte, como por ejemplo, tener un hijo, comprarse un piso, adquirir un vehiculo, casarse… y al final el que pagas el pato eres tú, porque luego te deja colgado, y no quiere saber nada sobre lo que decidió sin contar contigo. Por eso jamás hay que cargar con las decisiones de otros, aunque te las vendan como un regalo, porque en realidad te están haciendo responsable a ti en el futuro sobre ello, y tendrás que pagarlo de una forma u otra.

    Por último el psicópata te manipula, es decir te trata como si fueras un objeto del que dispone a su capricho, sin tener en cuenta tu dignidad, tus sentimientos, intereses y futuro, le da igual lo que te pase, solamente le importa la razón de su bienestar, todo vale, es profundamente egoísta, porque va por encima de todo código moral, por encima de la salud e integridad mental de la victima, que él va a elegir, y en muchos casos es narcisistia y ególatra.

    En definitiva, los psicópatas no tienen que ser asesinos en masa ni criminales que roban y secuestran, como mucha gente cree, son gentes aparentemente normales, que trabajan, que consumen, que conducen, que pagan impuestos, que se casan y tienen hijos, que se comunican en sociedad, pero luego son verdaderos depredadores de los demás, para sacar de ellos todo lo que pueden, para echarles de su lado en sus peores momentos, para dejarles tirados sin remisión, y destrozar las vidas de sus víctimas, sin empatía, sin conciencia, ni remordimientos. Siempre pretenden la destrucción emocional de sus víctimas.

    ARTURO KORTÁZAR AZPILIKUETA MARTIKORENA ©