Criminología

¿Podemos saber si alguien es bueno o malo por su aspecto físico?

personalidad aspecto físico

Empezaré el artículo dando una respuesta a la pregunta, como si de un spoiler se tratase. Si solo pudiera responder con un sí o un no a la pregunta sobre si se puede saber si alguien es bueno o malo por su aspecto físico, me decantaría por un no (o un depende). Principalmente por la multitud de acontecimientos vitales y genéticos que tienen que confluir para desarrollarse una personalidad psicópata, delincuente, criminal o antisocial. Sin embargo, a lo largo de los años han existido diferentes teorías que han estudiado la relación de los rasgos físicos con la delincuencia. Por tanto, si sigues leyendo encontrarás una respuesta a tus dudas, pero antes de seguir leyendo hazte una imagen mental de tu prototipo de persona criminal para ver si coincide con los estudios realizados.

Existen multitud de teorías de la personalidad que intentan explicar las conductas antisociales o delictivas desde diferentes enfoques y corrientes científicas que han aportado datos de relevante valor para la criminología. Una de las teorías más llamativas es las que toman como base los tipos biológicos, son las llamadas teorías constitucionales de la personalidad que basan sus hipótesis en las características físicas de las personas, en sus formas corporales y en ciertas anomalías físicas.

>> Artículo relacionado: La mente de un asesino a sueldo: el caso Kuklinsi, el Hombre de Hielo.

El hombre delincuente, de Césare Lombroso.

El primer autor moderno que estudió este tipo de teorías psicobiológicas fue el psiquiatra y criminólogo italiano Cesare Lombroso (1876), el cual planteaba la existencia de un prototipo de hombre delicuente. Según Lombroso el hombre criminal estaba predispuesto al crimen y sus características físicas lo estigmatizaban como tal. Los hombre predispuestos a la delincuencia tenían poca capacidad craneal, frente baja y retirada, mandíbulas grandes, pómulos altos, orejas grandes, insensibilidad al dolor, pelo espeso y rizado y anomalías en ojos, labios, orejas, genitales. Lombroso incluso decía que los hombres criminales tendían a tener rasgos femeninos y las mujeres delincuentes rasgos masculinos. Además, les identificó ciertas características psicológicas como insensibililidad moral, falta de remordimiento (en consonancia con  la psicopatía), falta de consciencia, personalidad cínica, vanidosa, impulsiva y las categorízó como personas crueles, traicioneras y vagas. Su teoría estaba falta de rigor científico pero marcó las ideas para teorías similares posteriores.

>> Artículo relacionado: Las 5 fases del método científico. 

Los tipos somáticos de la personalidad, de Kretschmer y Sheldon.

Una de las teorías basadas en la relación entre cuerpo humano y criminalidad son las desarrolladas por el alemán Ernst Kretschmer (1888-1964) y el americano William Sheldon (1898-1977) las cuales sirvieron de fuente de inspiración para los más recientes estudios criminológicos sobre la personalidad de Hans Eysenck (1916-1997).

El modelo de Kretschmer proponía que la relación psicosomática y los tipos constitucionales daban lugar a 3 tipos de corporales (y uno mixto) a los cuales les correspondían determinadas características somáticas y psicológicas.

  • Pícnico: eran personas con rasgos físicos obesos y redondeados, con una tendencia psicopatológica maníaco-depresiva y una personalidad cíclica.
  • Leptosomático: personas altas y delgadas, con tendencias esquizofrénicas y tipo de personalidad esquizoide.
  • Atlético: sujetos musculados, con una tendencia psicopatológica intermedia y una personalidad a la que llamó de tendencia epiléptica.

Los trabajos de Kretschmer fueron continuados por Sheldon que distinguió 3 tipos somáticos (endomorfos, mesomorfos y ectomorfos) relacionadas con las etapas embrionarias, en las cuales se forman las características más salientes de cada tipo. Estos tipos somáticos a su vez se relacionan con 3 tipos de temperamento (viscerotonía, somatonía y cerebrotonía).

  • Endomorfos: predominio del desarrollo visceral; gordura; su estructura ósea y muscular está poco desarrollada y es débil.  Predominio de las funciones digestivas. Corresponde al tipo pícnico de Kretschmer. Su temperamento por tanto es viscerotónico, es decir, son personas a las que le gusta la comodidad física, de reacciones lentas, uso social de la comida, expresivos emocionalmente y poco temperamentales, suelen ser personas tolerantes y educadas con fuerte orientación a las relaciones familiares. Buscan la aceptación de los demás.
  • Mesomorfos: predominío de los huesos y estructura muscular, por lo que tienen un aspecto fuerte y resistente, tronco largo y musculoso, volumen del tórax superior al del abdomen y piel gruesa. Se corresponden con el tipo atlético de Kretschmer y el temperamento somatotónico. La personalidad somatotónica se relaciona con la aventura, la energía y la necesidad de ejercicio físico. Son personas de carácter dominante, competitivas y agresivas con una fuerte dureza psicológica y orientadas al logro. Tienen una alta tolerancia al dolor, suelen ser extrovertidos y sus estrategias ante los problemas suelen ser activas.
  • Ectomorfos: se relacionan con el tipo leptosomático de Krestchmer. Son personas de constitución frágil y delgada. Músculos pobres, pecho aplastado y extremidades largas y delgadas. Su temperamento es de tipo cerebrotónico, caracterizado por respuestas fisiológicas excesivas, reacciones rápidas, tímidos, rechazan el contacto social pero tiene mucha actividad mental. Personas por tanto introvertidas, impredecibles y con tendencias agorafóbicas. Además, son hipersensibles al dolor.

>> Artículo relacionado: ¿Qué son los casi psicópatas?

Sheldon, en base a estos tres tipos somáticos de la personalidad, realizó una investigación con 200 delincuentes juveniles de entre 15 y 24 años comprados con 4.000 estudiante. Según el autor cada tipo de personalidad favorecía una manera diferentes de actividad delictiva. Los endomorfos tendían a ser delincuentes ocasionales y cometía fraudes y estafas. El tipo ectomorfo podrían relacionarse con hurtos o robos. Finalmente, el tipo mesoformo era más propenso a la delincuencia habitual, empleaba violencia en sus actos, cometiendo robos, e incluso homicidios. Podríamos decir que la tipología mesomórfica tiene pues una mayor tendencia a cometer delitos que otras personas.

Por tanto, según los estudios de Sheldon la personalidad criminal o psicópata podría tener una tendencia hacia los individuos de tipo mesomórfico, es decir los atléticos. Por otro lado los individuos ectomorfos correlacionaban poco con la delincuencia y los endomorfos desarrollan personalidades dispares.

La aportación posterior de Eysenck

Como mencionábamos, Hans Eysenck  se sirvió de estas teorías para desarrollar la suya pero no solo tomando los aspectos genéticos como base para el comportamiento delictivo, sino que sostuvo la importancia del aprendizaje  en el desarrollo de la personalidad. Un deficiente aprendizaje de las normas sociales podría condicionar el desarrollo de la delincuencia. A su vez, la criminalidad es un rasgo que podría ser determinado por factores genéticos o biológicos pero que también pueden ser suavizados por el ambiente.

 

_

Referencias bibliográficas:

Eysenck, H. (1988) Las causas y cuidados de la criminalidad (1988)

Luilly, J. Robert, Francis T. Cullen y Richard A. Ball (1995), Criminological Theory. Context and consequences. California: Sage Publications.

Lombroso, Cesare (1878). L’Uomo delinquente, 2ª ed. Torino: Boca.

Sheldon, W. (1949), Varieties of delinquent youth,  Nueva York: Harper and Brother

 

Sobre el autor

Iván Pico

Graduado en Psicología (UNED). Nº Colegiado G-5480. Diplomado en Ciencias Empresariales (USC). Máster en Psicología del Trabajo y las Organizaciones. (INESEM). Máster Universitario Oficial en Orientación Profesional (UNED). Posgrado en Neuromarketing (Universidad Camilo José Cela). Técnico Deportivo Nivel II, fútbol sala (RFEF). Especialista en Psicología Aplicada al Deporte. Etc, etc…
Ver Página personal de Linkedin para información adicional o en la sección ¿Quién soy de la web? :)

1 comentario

Click aquí para poner un comentario

Deja un comentario