Autoayuda Inteligencia Emocional Social

Cómo decirle a los niños que no existen los Reyes Magos (o Papá Noel).

Llega la Navidad, esa época en la que año tras año los niños esperan con ilusión a que los Reyes Magos les traigan regalos. Pero, tengo que contaros algo: los Reyes Magos, Papá Noel o incluso el Ratoncito Pérez, no existen de verdad. ¿Es bueno mentir a los niños con la existencia de estos seres irreales? ¿Cómo decirle a los niños que los Reyes Magos son los padres? Pasemos a intentar contestar a estas preguntas.

Índice de contenidos

  1. ¿Por qué contamos a los niños la historia de los Reyes Magos? 
  2. ¿Contarlo o no contarlo?
  3. ¿A qué edad hay que contarles a los niños que los Reyes Magos no existen?
  4. Consejos para decirles a los niños que los Reyes Magos son los padres. 
  5. Una forma creativa de decirlo: Carta de los Reyes Magos (a los niños).

¿Por qué contamos a los niños la historia de los Reyes Magos?

El mundo de las fantasías es importante para el crecimiento sano de los niños, es su manera de interpretar  el mundo exterior que de momento no entienden. Hay mucha gente que esto no logra entenderlo y se plantean si es bueno que los niños tengan tantas ideas fantásticas en la cabeza. Existe una gran diferencia entre jugar con seres ficticios y mentir sobre la existencia de estos seres. Piénsalo, tú también fuiste niño y veías los dibujos de Dragon Ball y no por eso ahora crees que se pueden lanzar ondas vitales. Si se hace de manera responsable todo se acaba acomodando dentro de nuestro desarrollo cognitivo natural.

Una cosa es que un niño juegue a ser Ryder de la Patrulla Canina o a ser Batman y otra muy distinta es que se crea que los perros pueden hablar y que Batman tiene una batcueva debajo de casa. El niño está fomentando su creatividad pero sabe que es un juego y que son personajes de ficción. En los casos en los que desarrollen conductas o pensamientos inapropiados los padres los van a corregir y terminarán diciéndoselo. ¿Por qué no se hace lo mismo con los Reyes Magos?

La inocencia y la fantasía que ven los padres en sus hijos suele ser muy reconfortante para ellos, incluso para muchos padres llega un momento en que tienen más ilusión por los regalos que los propios niños. Son los primeros en tener todo preparado, los zapatos, las cartas, etc.. para estos días “mágicos“. Además, crear seres mitológicos como forma de justificar o personificar hechos es algo muy común en la historia de la humanidad. Sucede una cosa parecida a la creación cultural de divinidades y dioses. Por ejemplo, los griegos crearon a Helios para poder personificar al sol y darle una explicación. Pues bien, decirle a los niños que Papá Noel existe es más o menos como decirle que existe el dios de los regalos. La mente de los niños no viene con ese conocimiento de serie implantado, es por tanto una “mentira” que se les cuenta para explicar o justificar algo. Lo que sí que no cabe duda es que es una máquina de marketing que mueve millones y millones de euros cada año.

>> Artículo relacionado: El mito de psique: historia del símbolo de la psicología

¿Contarlo o no contarlo?

Contarles la historia mitológica o decirles que es un juego de ficción para fomentar la ilusión es decisión personal de cada cual. No hay estudios científicos que verifiquen que una cosa es mejor que la otra, de momento. Desde mi punto de vista personal y como psicólogo, nunca se debe mentir a los niños y deben saber la diferencia entre la mentira y la representación ficticia, sobre todo cuando llegan a una determinada edad. Además, contarlo favorece una dirección de control interna sobre sus actos y no los atribuyen a seres externos misterioso, lo cual es un mejorará su autoestima.

Los niños son más inteligentes de lo que creemos pero no debemos dejar que terminen asimilando como verdaderas cosas que no lo son. Si por ellos mismos no son capaces de averiguarlo, hay que decírselo a su debido tiempo. Vivimos en la época de los milenials, en la época de los los nativos digitales, y muchos padres modernos ya optan por contar la verdad ya desde que son pequeños, como un juego más. Creo que tarde o temprano esa será la tendencia.

Como decirle a los niños que los Reyes Magos no existen (o papá noel)

¿A qué edad hay que decirle a los niños que los Reyes no existen (o son los padres)?

Si tus hijos, ya sea por cultura social o porque se lo has dicho tú, ya creen en los Reyes Magos y quieres decirle la verdad, ¿cuando es mejor contársela?

Normalmente llega una edad en la que los propios niños empiezan a sospechar y a pensar en que hay cosas que no encajan en la noche de Reyes o en Nochebuena. ¿Cómo hace Papá Noel para llevar tantos regalos si solo es una persona? Los niños se pregunta miles de cosas, es su manera de madurar y desarrollarse en el entorno. Por eso, muchas veces de esas preguntas nacen los rumores y en su propio entorno aparecen los primeros niños que lo han descubierto y se les ha escapado decirlo a los demás.

Los niños comprenden la realidad de forma diferente  a lo largo de su desarrollo. Hasta los 4 años seguramente crean firmemente en la existencia real de los Reyes Magos (básicamente creen como cierto todo lo que se les dice). Esto se debe a que no están preparados para el conocimiento abstracto. Cuando llegan a los 6 años es cuando normalmente empiezan a surgir las preguntas y dudas. Aproximadamente, entre los 6 y 8 años es cuando ya han madurado lo suficiente como para comprender que los Reyes Magos no son reales o al menos no lo son como personas físicas de carne y hueso que aparecen de repente en su casa (hay niños que desarrollan miedo a esas misteriosas personas). La capacidad de razonamiento abstracto se desarrolla en la etapa entre los 8 y 14 años. Con estos datos, normalmente la edad para que sepan la realidad de los Reyes Magos es entorno a los 8 y 11 años. Actualmente es muy poco probable que un niño con 11 años todavía crea en ellos. Así que, si tu hijo llega a una edad entorno a los 10 años (como máximo) creyendo firmemente en la existencia de los Reyes Magos es mejor que le cuentes la verdad.

>> Artículo relacionado: Las fases del desarrollo psicomotor, desde la psicodinámica.

Consejos para decirle a los niños que los Reyes Magos son los padres.

  1. No decírselo en Navidad . La otra es que nunca hay que decirle a los niños la verdad durante la propia época de los regalos. Piensa que ya han escrito sus cartas y tienen toda la ilusión del mundo acumulada. No podemos coger y frustrarlos sin necesidad cuando más álgida está su ilusión. Por eso, hay que esperar a que pasen estas fechas para contarles la verdad, cuando no estén pensando en si los Reyes les van a traer el regalo que han pedido o no y tampoco justo después de recibir los regalos, cuando están disfrutando de los mismos. Hay que dejar pasar al menos unas semanas o meses, cuando haya pasado el efecto Navidad.
  2. Saber que pueden sentirse decepcionados por la mentira de sus padres. Si el niño si no está lo suficientemente preparado o sus fantasías están muy arraigadas creerá que sus propios padres le han estado mintiendo todo este tiempo. Esto ha de evitarse, y para eso hay que explicarlo dejando bien claro lo que significa la ilusión y la sorpresa de los regalos. No deja de ser un juego. Tienen que conocer la diferencia entre mentir y guardar un secreto, por la ilusión del mismo. Un ejemplo es cuando se hacen regalos por los cumpleaños, que también se guardan en secreto. Tanto para los niños como para los padres que compran y esconden los regalos, ellos también se ilusionan. Desmentir algo será inofensivo si lo haces, sino podrás crear cierta sensación de incredulidad de los niños sobre las cosas que les digan sus padres y terminarán por usar también mentiras para explicar sus cosas. Sinceridad.
  3. Explicarles lo que significan los regalos de verdad. Si un niño se porta bien durante todo el año sólo para que los Reyes Magos no les traigan carbón algo está funcionando mal, según la psicología. El niño tiene que entender que los Reyes escenifican la ilusión de todos los días y que los regalos representan el cariño de las personas que los rodean, representados culturalmente por la figura fantástica de los Reyes Magos o Papá Noel. A las personas hay que educarlas para se comporten prosocialmente por ellos mismos (motivación intrínseca), y no con un motivo externo (motivación extrínseca) y mucho menos si es por los deseos de una tercera persona imaginaria. Pueden sentir que su comportamiento está condicionado y coaccionado a ese misterioso dios de los regalos. ¿Te suena esto a las ofrendas religiosas y la fe en dios? Sí, es lo mismo.
  4. Díselo con tus propias palabras. No utilices tecnicismo o palabras extrañas y sé bastante directo y sencillo. Usa tus propias palabras para explicarle la situación, el niño, repito, es más listo de lo que crees y seguro que lo entiende. Además, si te abres de forma natural a él terminará después por contarte más problemas y otros secretos, porque sabe que puede confiar en sus padres.

>> Artículo relacionado: Cómo establecer metas motivacionales.

Una forma creativa de decirlo: la carta de los Reyes Magos (a los niños).

Para terminar, propongo una alternativa creativa para decirle a los niños la realidad de los Reyes Magos o Papa Noel es la de escribirles una carta, igual que hacen ellos cuando piden sus regalos a sus majestades. De esta manera se mantendrá cierta ilusión y no será tan frío como decírselo directamente. Se trataría de escribir un texto, manuscrito o en ordenador, y porqué no enviarla por correo postal para que llegue al domicilio como si procediese de los mismísimos Reyes Magos. Una vez recibida, dejársela en su habitación para que pueda verla, observar quien se trata el remitente y abrirla para que el niño la pueda leer solo y tranquilo.

En la carta le contaremos cosas personales de su día a día para que sepa que poco a poco vaya asimilando que es su familia la que está detrás de las figuras de los Reyes Magos (o cualquier otro ser).

Propongo un texto ejemplo de como podría ser esa carta:

Hola, XXXXXX.

Somos los Reyes Magos. Seguro que ya nos conoces de habernos enviado muchas cartas por estas fechas pidiéndonos regalos. Esperamos que este año también te hayas portado bien, portarse bien es la mejor manera para recibir cosas a cambio. 

Queríamos decirte una cosa. Lo importante no es que seamos Reyes o Magos. Lo importante es que quien te envía los regalos son unas personas que te quieren mucho, que saben como te sientes y lo que te mereces cada uno de los regalos. 

Conocemos muchas cosas sobre ti, tantas como saben tus padres: que te gusta patinar, dibujar con tu hermano y hasta que has empezado a jugar al baloncesto, ¡eso es genial!. También sabemos que te gusta mucho contarle a tus padres las cosas que os enseña vuestra profe XXXXXX al salir del colegio y que te gusta bajar al porque a jugar con tus amigas, como XXXXXX, XXXXXX, XXXXXX, XXXXXX…

Después te todos estos años sabemos bien que te esfuerzas en hacer muy bien las cosas, que ayudas a tu hermanito pequeño en todo (aunque a veces te quite los juguetes de la Patrulla Canina). Sabemos que te gusta ayudarle a la abuela a cocinar, que vas con el abuelo al parque (y que te compra muchos cromos) y que este año has cumplido ya 9 años. ¡Qué mayor! 

Como ya eres mayor nos gustaría contarte un pequeño gran secreto. Un secreto que no podrás contarle a tu hermanito pequeño ni al resto de compañeros de clase, o del parque, porque los otros niños no lo saben. ¡Será nuestro secreto! Lee esto en voz bajita y que nadie te escuche mientras lo lees, ¿vale? Como todos los secretos nadie se puede enterar. 

Ese secreto, es sobre el misterio de los Reyes Magos. Pocos saben la gran verdad de este misterio y tú ya estás preparado para saberla, y guardar esa verdad como un gran secreto y no contárselo a los otros niños. Has sido muy bueno y te mereces conocerlo. 

El secreto es el siguiente. Los Reyes Magos solo somos los representantes fantásticos de lo mucho que te quieren tu papá, tu mamá, tus abuelos, tus tíos y toda la gente que te rodea y quiere un montón. Somos con los personajes de cuento pero que no existimos en la realidad, solo en la fantasía, la ilusión y los corazones de todos los que te quieren. 

Ahora ya lo sabes, los Reyes Magos no existimos como personas, las personas que ponen los juguetes por la noche mientras tú duermes son… ¡tus papás! Tus padres son los que representan a los Reyes Magos, como si de actores se trataran.

Si tus papás te ponen juguetes por estas fechas es porque saben que te los mereces y que has sido bueno, son los que mejor te conocen y los que más te quieren, como el resto de tu familia que también les deja regalos a tus padres para que te los pongan por la noche y te despiertes con la ilusión de abrir los regalos. Porque eres un buen hijo, un buen nieto y un buen sobrino y a tu familia le hace muy feliz verte contento e ilusionado. Todo eso se merece que te despiertes con una sorpresa en estas fechas, igual que cuando te hacen regalos por tu cumpleaños. Te quiere mucho y por eso te hacen regalos. Como tú los quieres a ellos. 

Tu hermanito pequeño todavía no está preparado para conocer el secreto así que no le digas nada y guarda el secreto, ¡es una gran responsabilidad! Ahora que sabes quienes son los Reyes Magos tienes que ayudar a tus padres a guardar este secreto y mantener la ilusión de estos días por la sorpresa de los regalos. Todos los años hay que seguir colocando los zapatos por la noche para esperar que lleguen los regalos y siga creyendo que vienen los Reyes Magos unos años más. 

Un beso y un abrazo muy muy grande de los Reyes Magos y de papá, mamá y toda la gente que te quiere. 

_

Y tú, ¿cómo se lo has dicho a tus hijos?

Sobre el autor

Iván Pico

Graduado en Psicología (UNED). Nº Colegiado G-5480. Diplomado en Ciencias Empresariales (USC). Máster en Psicología del Trabajo y las Organizaciones. (INESEM). Máster Universitario Oficial en Orientación Profesional (UNED - cursando). Posgrado en Neuromarketing (Universidad Camilo José Cela). Técnico Deportivo Nivel II, fútbol sala (RFEF). Especialista en Psicología Aplicada al Deporte. Etc, etc...Ver Página personal de Linkedin para información adicional.

Comentar

Click aquí para poner un comentario

Deja un comentario

¿NECESITAS AYUDA?

Sí, ayúdame. No, sólo curioseo.
Existe también un servicio de recepción online con chat directo para consultas instantáneas. Pulsa el botón naranja de abajo.

Iván Pico | Psicólogo Col. Nº G-5480

¡Suscríbete!