Educación Inteligencia Emocional

Celos infantiles: causas y estrategias de prevención

celos entre hermanos

Los celos entre hermanos son muy comunes en prácticamente todas las familias tras el nacimiento de un nuevo miembro del núcleo familiar. No solo se producen tras el nacimiento sino que, en ocasiones, ya durante el embarazo. Es aquí cuando se empiezan a producir los primeros comportamientos típicos de celos infantiles que desencadenan un estado afectivo de miedo ante la posibilidad de perder o ver reducida la atención o el cariño del ser querido, en este caso los padres.

Esta respuesta del hermano mayor (o menor) surge de manera adaptativa y transitoria por lo que solo sería realmente problemática en aquellos casos en los que no desaparece o se ve reducida en el tiempo, es ahí cuando es conveniente la ayuda de un profesional. En este artículo aprenderás a reconocer algunas de las causas de celos infantiles, los comportamientos que provocan y algunas estrategias de prevención para evitar que aparezca esta conducta celosa en la medida de lo posible.

En los celos infantiles la persona siente la pérdida de atención y el miedo consecuente a través de pensamientos distorsionados que en muchas ocasiones es debido a la falta de madurez emocional de los niños que todavía no son capaces de manejar y expresar sus emociones de forma correcta por lo que se producen conductas inadecuadas como rabietas, desobediencia o incluso insultos hacia su hermano o padres.

Los niños deben aprender a canalizar y ventilar su emociones para que este tipo de conductas no se autorrefuercen en bucle. Es decir, si por ejemplo el niño protesta por celos pero con ese comportamiento logra su objetivo, lo mantendrá en el tiempo. Eso sí, como adultos, debemos saber identificar las conductas correctas de las inadecuadas por lo que también es aconsejable que los padres mejoren sus habilidades emocionales.

>> Artículo relacionado: Técnicas para controlar los celos. 

Causas de los celos infantiles.

Estas son algunas de las causas generales que pueden provocar celos infantiles:

  • Privilegios. El niño celoso detecta que parte de sus privilegios han de ser compartidos ahora. A nadie le gusta dejar de ser el centro único de atención. El nuevo hermano se ve como un rival que lucha por esos privilegios.
  • Momento evolutivo. Se producen más situaciones de celos cuando las edades de los niños son más pequeñas y se encuentran todavía en la fase de apego emocional, que implica una mayor demanda de afecto todavía.  Además, cuanta menos diferencia de edad exista entre hermanos mayor será esa rivalidad adaptativa.
  • Preferencia sexo diferente. En ocasiones llega a la familia el deseado niño o niña del sexo deseado y el anterior aunque sea de manera inconsciente pasa a un segundo plano.
  • Dependencia afectiva hacia uno de los cónyugues. Sí, no solo los hermanos sienten celos del nuevo miembro de la familia, en ocasiones son los adultos los celosos al ver disminuida su atención por parte de su pareja.
  • Nivel de inteligencia emocional (sensibilidad). Cada niño y cada adulto tiene un nivel de inteligencia emocional diferente por lo que será más capaz o menos de manejar estas situaciones. Existe cierta predisposición genética pero la educación emocional recibida cobrará gran importancia para lidiar con los celos infantiles.

>> Artículo relacionado: Componentes de la inteligencia emocional.

Celos infantiles: tipos de comportamientos.

Según Hidalgo (2010) las conductas más habituales en la celopatía infantil son fundamentalmente de cuatro tipos: cambios comportamentales, conductas regresivas, somatizaciones y rivalidad.

  1. Cambios en el comportamiento: desobediencia, negativismo, oposicionismo, llanto, rabietas, preguntas sobre si lo quieren, etc.
  2. Conductas regresivas: orinarse en cama, chuparse el dedo o volver a pedir el chupete, lenguaje infantil, etc.
  3. Somatizaciones: dolor de estómago, dolor de cabeza, cansancio, insomnio, falta de apetito, etc.
  4. Rivalidad abierta: verbalizaciones de envidia y resentimiento hacia el otro hermano o incluso agresividad y rechazo. Conductas desafiantes hacia el hermano y progenitores.

Creo que sería conveniente incluir un quinto apartado que haga referencia a cambios en el estado emocional: frustración, tristeza, irritabilidad y cambios bruscos en el estado de ánimo. A raíz de las conductas celosas se producen en la mayoría de los casos “pensamientos compensatorios” en forma de sentimientos de culpa ya que terminan por ser conscientes de la situación y en el fondo la familia se quiere de manera incondicional (normalmente) por lo que se genera ese remordimiento por los comportamientos poco apropiados.

Celos infantiles: 10 estrategias de prevención.

Cada caso debe ser analizado específicamente pero en términos generales estas serían algunas pautas generales para prevenir situaciones celotípicas en niños:

  1. Analizar las creencias de los padres y el clima familiar. Hacer autoconciencia y saber si los padres tienen las creencias correctas sobre este tipo de miedos y el estilo de educación emocional que se tiene al respecto. Los niños son esponjas de aprender y copiarán las actitudes de sus padres.
  2. Compartir responsabilidades y cooperar. Que todos los miembros de la familia, incluidos los niños, realicen de forma cooperada a realizar tareas del hogar. Por ejemplo, el mayor puede ayudar a preparar la bañera del pequeño cuando toque la ducha. Y el pequeño puede ayudar al mayo a recoger su habitación (como pueda). Elogiar cuando un hermano ayuda a otro (en labores del recién nacido).
  3. Participación activa. Promover las charlas entre la familia o los juegos colectivos,  haciendo partícipe a todos ellos de sus propias experiencias (contar como ha ido el colegio, el trabajo, etc.). Es muy importante que todos los niños experimenten el éxito en algún momento, es decir, que sientan valoradas sus acciones.
  4. Enseñar educación general. Sí, a pedir perdón, a pedir las cosas por favor, a dar las gracias, etc.
  5. Establecer límites. Los adultos son los que protegen y estimulan a los niños pero siempre exigiendo unos límites claros que los niños entiendan y sean conocedores de ellos. En la familia todos aportan su grano de arena pero bajo unas normas del hogar establecidas democráticamente.
  6. Evitar los gritos y descalificaciones y más todavía delante de otros miembros de la familia. Las correcciones en privado, los elogios y valoraciones positivas en público.
  7. Evitar las comparaciones entre niños. Tanto propias como de terceras personas. Lo único que logrará será incrementar la rivalidad y por consiguiente los celos.
  8. Educar en control emocional. Enseñar a los niños a identificar las emociones y aprender a soportar pequeñas frustraciones, alegrarse de los éxitos del otro y a aceptarse a uno mismo con sus debilidades y fortalezas. Aprender a resolver problemas. Estimularlos para que ventilen sus emociones correctamente y se expresen de forma asertiva.
  9. Respetar el espacio de juego. Si uno de los niños está jugando o realizando una actividad personal no hace falta estar encima de ellos o propiciar que uno de los hermanos se entrometa si no es un juego colectivo en que se necesite la participación.
  10. Evitar las atenciones y dedicaciones excesivas ni los privilegios de un niño delante del otro.

Estas son solo algunas ideas generales y consejos para controlar los celos infantiles, ¿qué otras estrategias utilizarías?

_

Referencias: 

Hidalgo, E. (2010). Los celos infantiles. Revista Digital Enfoques Educativos, 55, 168-177.

Pereda-López (2016). Intervención cognitivo-conductual en un caso de celos infantiles. Revista de Psicología Clínica con Niños y Adolescentes 3, 1, 53-58.

Sobre el autor

Iván Pico

Graduado en Psicología (UNED). Nº Colegiado G-5480. Diplomado en Ciencias Empresariales (USC). Máster en Psicología del Trabajo y las Organizaciones. (INESEM). Máster Universitario Oficial en Orientación Profesional (UNED). Posgrado en Neuromarketing (Universidad Camilo José Cela). Técnico Deportivo Nivel II, fútbol sala (RFEF). Especialista en Psicología Aplicada al Deporte. Etc, etc...
Ver Página personal de Linkedin para información adicional o en la sección ¿Quién soy de la web? :)

Comentar

Click aquí para poner un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.