Social

Efecto Peltzman: la sensación de seguridad se puede volver en contra

efecto peltzman

El efecto Peltzman tiene lugar cuando una medida de seguridad produce otros comportamientos paralelos de mayor riesgo. Es lo que sucede cuando una persona piensa que por ponerse una mascarilla ya está libre de infecciones y desatiende el resto de obligaciones de seguridad e higiene.

¿Qué es el efecto Peltzman?

Se trata de una conducta de compensación del riesgo que se ajusta en función del riesgo percibido por la persona que se siente más protegida de lo que realmente está por el hecho de asumir una medida de seguridad, sin tener en cuenta el resto de las medidas de prevención de un posible peligro. Por tanto, el beneficio neto conseguido por la utilización de una medida de seguridad es menor del esperado, porque nos volvemos menos cautelosos. Este comportamiento está relacionado directamente con lo que se conoce en psicología social como adaptación conductual.

>> Artículo relacionado: La ilusión de vulnerabilidad: ¿por qué nos creemos inmunes a todo?

El nombre de efecto Peltzman viene dado por el profesor de economía de la Universidad de Chicago Sam Peltzman que publicó en 1975 el estudio “The Effects of Automobile Safety Regulation” en el que afirmaba que el hecho de regularizar y obligar el uso de ciertas medidas de seguridad en los vehículos no reducía sustancialmente las muertes en las carreteras ya que los conductores dejaban de responsabilizarse de uno mismo y de los demás cometiendo otras irresponsabilidades o conductas de riesgo como mayor velocidad, desatención en la carretera, etc. dada esa falsa sensación de seguridad o invulnerabilidad.

Si bien la Ley de Seguridad y Vehículos (1966) redujo en Estados Unidos el porcentaje de muertes por accidentes de tráfico lo hizo en un porcentaje similar al de antes de dicha ley e incluso aumentaron el número de accidentes y las muertes de ciclistas, motoristas o peatones aunque no la de los conductores. Es como si por el hecho de tenerse que poner el cinturón de seguridad o que el vehículo disponga de sistemas de seguridad como el ABS el conductor desatendía el resto de variables de accidente (Pelzman, 2013).

Efecto Peltzman y coronavirus: la mascarilla no nos vuelve invulnerables

En tiempos de crisis sanitaria y económica debido a la pandemia por el nuevo coronavirus parece que ponerse una mascarilla nos vuelve más invulnerables. La mascarilla es la nueva capa de invisibilidad, que con ella puesta parece que el virus ya no nos ve. Cuidado, la mascarilla ayuda a evitar el contagio y la propagación del virus. Sin embargo, no debemos desatender el resto de medidas de higiene y prevención del contagio ya sea del COVID-19 como de otro tipo de infección. Y mucho más cuando se usan mascarillas no homologadas o que no protegen correctamente.

Según la teoría del efecto Peltzman, una vez que nos ponemos la mascarilla podría ser que adaptemos nuestro comportamiento, de manera inconsciente en la mayoría de los casos, y dejamos de atender al resto de las medidas. Con el uso de mascarilla se mantiene menor distancia de seguridad, se lavan menos las manos, nos tocamos más la cara, etc. En definitiva, percibimos una sensación de protección que nos acerca a otros peligros.

Este hecho ya lo han avisado las autoridades sanitarias cuando se produjo un uso masivo de guantes de protección. Esa sensación de falsa seguridad que generaban era contraproducente ya que evitaba lavarse las manos o nos llevábamos exactamente igual las manos a la cara con lo cual el riesgo de contagio, en vez de disminuir, aumentaba.

La imposición de medidas de seguridad debe acompañarse de concienciación

Uno de los grandes problemas para parar la transmisión del virus es que no solo hacen falta medidas legales, sino conciencia social. Lo más difícil de controlar es el comportamiento individual y la responsabilidad personal que se asuma respecto a esas medidas. Esto es muy difícil de conseguir a corto plazo ya que exige una reconstrucción cognitiva social que es mucho más compleja y tarda más en adaptarse a la nueva situación que las medidas legales impuestas y que se debe tener en cuenta a la hora de tomar las decisiones. Se debe informar correctamente sin confundir al ciudadano y realizar tareas de educación social e inteligencia emocional para mejorar este tipo de comportamientos futuros.

Otros ejemplos de efecto Peltzman

El ejemplo de las mascarillas o los guantes es el que más nos está afectando hoy en día, pero existen multitud de ejemplos que se explican con este efecto. Nótese que las medidas de seguridad siempre ayudan a reducir el riesgo, para eso están. Lo que intenta explicar el efecto es que en el beneficio neto se debe incluir esta variable de aumento de probabilidades de otras conductas de riesgo asociadas. Las expectativas de mejora gracias a la medida de seguridad son menores de lo que en un principio se puede pensar. Aquí otros ejemplos aplicados a este efecto:

  1. Seguridad vial: frenos ABS y cinturones de seguridad. El sistema de frenos antibloqueo están pensados para permitir que el vehículo pueda girar mientras se frena y aumentar así la seguridad. Sin embargo, varios estudios demuestran que los conductores compensan esto conduciendo más rápido por lo que aumenta otro tipo de accidentes. En el cómputo global evidentemente es mejor tener ABS que no tenerlo. Una cosa similar sucede con el uso obligatorio de los cinturones de seguridad, como parece que nos protegen se conduce más rápido y se cometen más imprudencias. Lo mismo sucede, por ejemplo, si una carretera está pintada o tiene delimitados los arcenes. Cuando no hay esas limitaciones tomamos las medidas de precaución de forma personal y no dependiente de esas marcas externas.
  2. Deporte. En el ámbito deportivo, el caso más destacado es el uso de cascos protectores para diversas modalidades (esquí, boxeo, fútbol americano, paracaidismo, etc.). Los esquiadores que llevan casco en algunos casos van más rápido que los que no lo usan. Los cascos de boxeo daban una sensación de invulnerabilidad que dio lugar a que los boxeadores fueran más osados a golpear al rival. No se defendían tanto por lo que al final se recibían más golpes. Recalcamos de nuevo que en valores globales el uso del casco es una medida de prevención básica en muchos deportes, por eso se usan.
  3. Seguridad en parques. Ahora los parques de los niños tienen muchas más medidas de seguridad como suelos acolchados o similares, eso no quiere decir que los niños no se vayan a caer, eso sí seguramente con menor consecuencia gracias a esas medidas de protección. Cuando estos medios no existían la precaución era mayor.
  4. Enfermedades de transmisión sexual. Los comportamientos sexuales de riesgo como la transmisión del VIH/SIDA pone en evidencia que no solo las campañas de uso de condones eran suficientes, ya que su uso desinhibe la práctica sexual, aumenta su práctica y se asumen más riesgos. De nuevo, la medida de seguridad es fundamental, pero debe de ir acompañada de concienciación y educación.
  5. Protección de la naturaleza o zonas de bien cultural. Algunas medidas de protección de hábitats naturales de animales o especies en extinción han potenciado otras conductas humanas de compensación. Por ejemplo, la tala de zonas de árboles cuando se detecta en la zona una especie en extinción para no perder económicamente la madera. Igual sucede en construcciones sobre nichos arqueológicos para tapar ese posible bien cultural.

Conclusión

Las leyes de seguridad y prevención deben ir acompañadas del estudio del comportamiento humano que generan en los individuos para mejorarlas. Además, deben ir acompañadas de la educación social necesaria para que se cumplan y no se descuiden el resto de las responsabilidades personales.

_

Referencias bibliográficas:

Peltzman, S. (1975). The Effects of Automobile Safety Regulation. Journal of Political Economy, 83(4), 677-725. Recuperado el 6 de noviembre de 2020 de http://www.jstor.org/stable/1830396

Peltzman, S. (2013). Regulation and the Wealth of Nations: The Connection between Government Regulation and Economic Progress

 

Iván Pico

Director y creador de Psicopico.com. Psicólogo Colegiado G-5480 entre otras cosas. Visita la sección "Sobre mí" para saber más. ¿Quieres una consulta personalizada? ¡Escríbeme!

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

loading...

Servicios de psicología y publicidad: info@psicopico.com