Inteligencia Emocional Salud

Alexitimia: cuando no somos capaces de comunicar emociones.

alexitimia

¿Te imaginas no poder describir tus emociones? Esto es lo que le sucede a las personas con alexitimia. Este término, introducido por primera vez por el psiquiatra Peter Sifneos en 1972, hace referencia a una característica personal que consiste en una incapacidad para poder identificar las emociones, tanto las propias como las de los demásy por tanto expresar verbalmente la experiencia emocional.

Características de la alexitimia.

Las personas que sufren de alexitimia tienen dificultades en cuatro principales dimensiones:

  1. Dificultad para identificar emociones y sentimientos. Son personas faltas de empatía.
  2. Problemas para comunicar las emociones. Suelen hablar poco, por lo que suelen aparentar seriedad y ser personas aburridas.
  3. Reducción de los ensueños y fantasías. Vida interior muy pobre.
  4. Pensamiento orientado hacia el exterior. El estilo cognitivo de estas personas es externo y concreto. Son personas extremadamente racionales y prácticas.

 

Las emociones cumplen una función adaptativa, por tanto, la imposibilidad de reconocerlas acarrea problemas relacionados con enfermedades físicas y psciomáticas, así como problemas sexuales debido a la falta de deseo e incluso impotencia. El no poder reconocer debidamente las emociones les lleva en ocasiones a reaccionar de forma impulsiva ante determinadas situaciones, debido a que no son capaces de relacionarlas con la emoción correcta.

>> Artículo relacionado: Emociones básicas: criterios de clasificación

Al ser incapaces de manejar los estados afectivos, las personas con alexitimia tienen problemas a la hora de establecer relaciones interpersonales y mantener vínculos afectivos estables, por este tipo son propensos a generar dependencia emocional y aislamiento social.

Causas de la alexitimia

La alexitimia puede ser causada tanto por causas biológicas:  herencia, malformaciones genéticas, problemas en el desarrollo neuronal, lesiones cerebrales o enfermedades neurológicas. Además, puede desarrollarse como medida defensa, cortando el acceso a emociones perturbadoras,  ante episodios traumáticos  (personas que han sufrido Trastorno por Estrés Postraumático – TEP -); ante el estrés emocional, o personas con otros trastornos, como la depresión trastornos de la conducta alimentaria, etc..

La prevención de la alexitimia pasa por la educación emocional de base. Los niños deben aprender a identificar emociones y a expresarlas. Para ello, los modelos de referencia de los niños (padres) deben expresar también sus emociones para que los niños no aprendan a reprimirlas.

El proceso de tratamiento de la alexitimia se basa en el desarrollo de la conciencia emocional: detectar emociones básicas, asimilar la emoción, comprenderla y autorregularla.

Si te sientes identificado con la alexitimia, no te castigues por ello, reconoce el problema y acude a un profesional que te oriente en el descubrimiento de las emociones.

>> Artículo relacionado: La rueda de las emociones, de Robert Plutchik

_

Referencias. 

Belloch A.; Sandín, B. y Ramos, F. (2009.): Manual de Psicopatología, Volumen II (Texto revisado). McGraw-Hill. Madrid, 2009.

Jordan, K.D., Smith T.W. (2017). The interpersonal domain of alexithymia. Personality and Individual Differences. 110 (1) pp. 65–69.

Sobre el autor

Iván Pico

Graduado en Psicología (UNED). Nº Colegiado G-5480. Diplomado en Ciencias Empresariales (USC). Máster en Psicología del Trabajo y las Organizaciones. (INESEM). Máster Universitario Oficial en Orientación Profesional (UNED). Posgrado en Neuromarketing (Universidad Camilo José Cela). Técnico Deportivo Nivel II, fútbol sala (RFEF). Especialista en Psicología Aplicada al Deporte. Etc, etc…
Ver Página personal de Linkedin para información adicional o en la sección ¿Quién soy de la web? :)

Comentar

Click aquí para poner un comentario

Deja un comentario