Fobias Salud

Miedo al dentista: Claves para superarlo

miedo al dentista

La visita al dentista suele ser una de las consultas mas reacias de hacer por una buena parte de la población. Estas personas posponen al máximo solucionar problemas bucales, como pueden ser dolores de encías o limpiezas bucales. Todo ello por miedo al dentista. Esto es conocido como como odontofobia y lo padecen, al menos, una de cada diez personas. La primera clave para superarla es acudir a una clínica dental de confianza, pero vamos a intentar descifrar algunas de las claves para superarla o al menos remitir en gran parte ese miedo al dentista.

Primeramente, decir que para considerarse una fobia, se deben presentar síntomas severos de ansiedad dental. Es decir, na preocupación excesiva, persistente y duradera en todo aquello relacionado con el el dentista y el contexto que lo rodea, su bata blanca, la silla, las luces enfocándonos, los utensilios que utiliza o el mero hecho de que un desconocido nos manipule la boca con la sensación de invasión sobre nuestro cuerpo que produce. Es obvio que esto no sea muy agradable a priori, pero los odontofóbicos lo extreman hasta un miedo irracional que puede hacer que una persona deje de acudir al especialista odontólogo con cualquier excusa con las consecuencias sobre la salud que esto conlleva.

No todas las personas que tienen miedo o que les desagrada acudir al dentista presentan este cuadro extremo, sino que sienten cierta ansiedad normal antes de la consulta pero que acuden finalmente porque son capaces de controlar su miedo. Los odontofóbicos intentará evitarlo a toda costa motivados por falsas creencias derivadas muchas veces de experiencias anteriores propias o ajenas que justifican esos pensamientos de evitación hacia el dentista.

10 claves para superar el miedo al dentista.

Los siguientes consejos pueden ayudar a unos y a otros a superar esos pensamientos erróneos que servirán para que nuestras visitas a la silla del dentista sean más agradables y llevaderas.

  1. Infórmate. Habla con familiares o amigos sobre sus experiencias con profesionales de garantías, busca clínicas de confianza y comentarios sobre las mismas para encontrar así a los profesionales que te den más garantías, esto aliviará tu miedo. Además, puedes informarte sobre las nuevas técnicas que se usan hoy en día, mucho menos invasivas de lo que se cree e indoloras. Habla con tu dentista profesional sobre estas técnicas o métodos de sedación para evitar desinformación o malas interpretaciones.
  2. Reflexiona sobre tu propio miedo. ¿Si todo el mundo va al dentista y no les pasa nada por qué me iba a pasar a mí? Date un tiempo para pensar los problemas que puedan llevar a sentir miedo, identifica cuales puede ser y ponlos sobre la mesa. ¿Realmente es para tanto? Te darás cuenta de que los beneficios compensarán cualquier miedo.
  3. Habla con tu dentista sobre tus miedos. Los odontólogos son profesionales por los que han pasado muchos casos de personas como tú que sentía miedo y te explicarán de primera mano como será el proceso a realizar para tranquilizarte antes de poneros manos a la obra. No tengas miedo en hablar, expresar nuestros miedos es el primer paso para superarlos. Puedes acudir simplemente a recibir información a a realizar la consulta días antes de la cita real para prepararte mentalmente con tiempo.
  4. Pide cita a una hora temprana. Te preguntarás qué tendrá que ver la hora a la que vayas al dentista. Las personas con un miedo real al dentista intentarán poner excusas a lo largo del día para evitar ir. Si la hora es por la mañana temprano menos probabilidades de justificar la ausencia. Además, cuanto antes te lo quites de encima mejor, sino estarás todo el día dándole vueltas a tu visita al dentista lo que te limitará cognitivamente en el resto de tareas del día.
  5. Acuerda una señal con tu dentista para que pare si lo necesitas. Por ejemplo, dile que levantarás una mano, una ceja cuando te sientas incómodo. El simple hecho de saber que tienes una forma de parar todo te dará seguridad y control sobre lo que sucede.
  6. Acude acompañado. Esto básicamente es para estar distraido durante el tiempo de espera, una buena conversación que te abstraiga te evitará entrar en bucles de pensamiento innecesarios.
  7. Aprende a relajarte. Puedes aprender alguna técnica de relajación o incluso consultar con tu dentista si es posible tomar algún tipo de medicación, que el especialista te recomiende para calmar el estado de ansiedad.
  8. Escucha música. La música es una de las formas más eficientes de abstraernos, todos la utilizamos en otros ámbitos y puede ser una buena forma de evitar escuchar ruidos que te condicionen como los ruidos del instrumental del dentista. Pregunta a tu dentista si te puedes poner unos casos y escuchar música mientras él trabaja. Elige tu playlist personal o aprovecha para escuchar el último disco de tu grupo favorito.
  9. Ve de menos a más. Si tienes que realizar una intervención mayor, pide a tu dentista si puedes realizar primero otro tipo de intervenciones par ir de menos a más e irse acostumbrando al instrumental y al método para aprender a sentirte más seguro de ti y del profesional que te atienda. Como verás que todo irá bien, te atreverás a ir a más.
  10. Habla con tu dentista al final. Pregúntale al dentista por como fue la intervención y si tu comportamiento ha sido el adecuado, lo más probable es que te refuerce y te dará confianza para la siguiente vez.

La salud bucal es muy importante por lo que no te descuides y aplica algunos de estas técnicas para no dejarla de lado. Si ves que tú solo no eres capaz de superarlo, acude a un psicólogo profesional que te guiará en superar tus miedos. Sonríe.

Sobre el autor

Iván Pico

Graduado en Psicología (UNED). Nº Colegiado G-5480. Diplomado en Ciencias Empresariales (USC). Máster en Psicología del Trabajo y las Organizaciones. (INESEM). Máster Universitario Oficial en Orientación Profesional (UNED). Posgrado en Neuromarketing (Universidad Camilo José Cela). Técnico Deportivo Nivel II, fútbol sala (RFEF). Especialista en Psicología Aplicada al Deporte. Etc, etc...
Ver Página personal de Linkedin para información adicional o en la sección ¿Quién soy de la web? :)

Comentar

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.