Deporte

La psicología aplicada a los lanzamientos libres: el desafío de encestar bajo presión

lanzamiento de libres

El tema del lanzamiento de tiros libres a nivel de varios deportes ha resultado un asunto de gran interés para el campo de la psicología deportiva y de los analistas. Se trata en buena medida, de acciones relativamente sencillas y que los deportistas han practicado, seguramente, miles de veces. Sin embargo, más allá de ensayar un mismo movimiento hasta adquirir maestría técnica, en momentos clave, la presión del momento logra muchas veces que hasta los mejores sucumban ante la mirada del público, y fallen en algo que creían ya tener dominado. Incluso las casas de apuestas, como betcris apuestas, mantienen líneas acerca de la probabilidad de que un basquetbolista o futbolista fallen un libre o un penal en un encuentro decisivo.

¿Qué tienen en común los libres en el básquet, los penales en el fútbol, la conversión en el rugby o en el fútbol americano? 

Se trata de instancias donde el juego se detiene, y se encuentra el atleta solo frente al aro o el arco (es decir, un blanco estacionario) con variables significativamente reducidas en relación a lo que suele ocurrir en el juego. Desde el punto de vista físico, para un atleta especializado, de élite, patear un balón con fuerza a un arco de más de 7 metros a apenas 12 pasos de distancia, o embocar el balón en un aro a tan solo unos pasos, como lo ha hecho miles de veces casi a cotidiano, debería ser algo sencillo de realizar. Sin embargo, la mente de las personas es todo menos sencillo.

¿Qué incide en fallar bajo presión?

Un estudio realizado a nivel del básquetbol profesional por la Universidad de Texas encontró que fallar un libre en un momento clave, bajo presión, representa un fenómeno que involucra distintas variables motivacionales. Por ejemplo, es más probable que los jugadores de la NBA tengan, en promedio, peores registros desde la línea de libres cuando su equipo va perdiendo, que cuando están empatados o con ventaja en el marcador. Otro estudio de la Universidad de Exeter mostró una relación entre la ansiedad y la hesitación al momento de realizar el movimiento de disparo: introducir una pequeña detención deliberada para calmar el atleta, logra mejorar su porcentaje de acierto, al ayudarlo a bloquear los estímulos externos por unos momentos para realizar la tarea.

¿Qué se puede hacer para contrarrestar el efecto de la presión?

Grandes entrenadores, como el multicampeón con los Chicago Bulls y los Los Ángeles Lakers Phil Jackson defendían la táctica de la “mente vacía”. Indicaba a sus dirigidos a ir a la línea, intentar no pensar, y en su lugar apoyarse únicamente en sus instintos y mecánica aprendida a través del entrenamiento. La lógica, es que en este tipo de movimientos, lo más importante es valerse del subconsciente. Cuando comienzas a pensar, dudas de ti mismo en la situación, y crecen las posibilidades de fracasar, paradójicamente, como una profecía autocumplida. 

Una línea de entrenamiento frecuentemente utilizada es la ensayar los disparos y lanzamientos de falta simulando las mismas condiciones que en un encuentro normal, es decir, con cansancio acumulado en el cuerpo (por ejemplo, al final de un entrenamiento), generando ruido y distracciones para hacer las veces de los sonidos que llegan desde las gradas. Estas prácticas buscan, de algún modo, inocular a la mente de la presión, hasta donde resulte posible. 

Tanto la práctica extendida de los entrenadores y deportistas y los resultados arrojados por estudios científicos parecen coincidir en que es mejor (cuando menos en los casos del básquetbol y del golf), confiar en la mecánica procedimental incorporada tras una infinidad de horas de entrenamiento, simulando condiciones reales, que pensar demasiado o prestar demasiada atención a cada movimiento. Con frecuencia, la anticipación al disparo, como por ejemplo, en las usuales rutinas previas que hacen los basquetbolistas antes de lanzar un libre, pueden ser hasta más perjudiciales, y en lugar de aumentar la concentración, abren la puerta para la generación prematura de una sensación de ansiedad al dilatar el lanzamiento.

En cualquier caso, la psicología deportiva avanza generación tras generación para ayudar a dar herramientas a los deportistas para lograr la perfección motriz, incluso ante las más apremiantes de las circunstancias.

Tags

Redacción

Psicopico.com es un lugar donde aprender psicología de manera amena y sencilla. Intentamos acercar a todo el mundo cómo el mundo te entiende a ti y cómo entiendes tú al mundo apoyados en la ciencia del comportamiento humano: la psicología. Artículos sobre psicología social, psicología deportiva, salud, inteligencia emocional, orientación profesional y educativa y mucho más.

Si quieres saber más sobre las últimas investigaciones sobre neurociencia y psicología también puedes visitar canalpsico.com

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Servicios de psicología y publicidad: info@psicopico.com