Ansiedad Autoayuda Salud

La falacia de las preocupaciones en la ansiedad

En nuestra sociedad es común que la gente aplique el término ansiedad de forma demasiado general y para explicar multitud de situaciones, quizás muchas veces porque nos movemos bajo etiquetas sociales y necesitamos que algo identifique siempre aquello que nos ocurre, que lo justifique. Sin embargo, en muchos de esos casos es una conceptualización errónea de un problema que quizás no es tan grave ni llegue a poder ser diagnosticado como trastorno de ansiedad, dentro de su abanico de posibilidades dentro del espectro ansiedad.

El tema que nos incuben en este post es sobre las falacias en las creencias que tienen las personas que sufren trastorno de ansiedad generalizada sobre las preocupaciones. Cabe recordar que las preocupaciones excesivas son pieza fundamental para el diagnóstico de este trastorno.

Podríamos decir que existen 7 creencias falsas principales:

1. Pensar que preocuparse puede ayudar a descubrir medios que eviten aquello que se teme.

2. Usar la preocupación como medio para la resolución de problemas.

3. Usar la preocupación como método de motivación para lograr un fin.

4. Prepararse para lo que viene y protegerse así de emociones negativas.

5. Preocuparse por uno mismo para evitar la ocurrencia de consecuencias negativas.

6. Usar la preocupación para evadirse de otros pensamientos más perturbadores.

7. Pensar que la preocupación es un rasgo positivo de la personalidad, preocuparse como sinónimo de responsabilidad.

>> Artículo relacionado: Cuando la ansiedad es la solución y no el problema. 

Antes de dar paso a desmentir estos puntos, os invito a que el lector reflexione sobre si ha usado estas estrategias alguna vez como justificación de sus preocupaciones. Es de destacar que estas preocupaciones tienen un efecto sobre las conductas del individuo como es la reducción del procesamiento emocional, conductas de seguridad o de evitación, deteriorio en ejecución de tareas, menor concentración, irritabilidad, perturbaciones del sueño, etc… En algunos casos se llegan a crear metapreocupaciones, la preocupación por preocuparse, que daría suficiente tema para otro post.

En cuanto a los puntos anteriores dejo la reflexión:

1. Preocuparse por descubrir medios normalmente genera todavía más miedos que normalmente no se producen. Si te pasas el día preocupándote por cosas es muy probable que te surjan nuevos miedos antes desconocidos. Imagínate que estás de exámenes y te preocupas por el método de corrección, le das mil vueltas y haces tus cábalas para poder aprobar en vez de ponerte a estudiar y esto te genera un conflicto cuando realmente si estudias aprobarás. El sistema de corrección te terminará siendo un miedo a mayores del temario.

2. Preocuparse entorpece la resolución de problemas. El uso del cerebro es limitado, si estamos usando la cognición para otra cosas que no nos va a ser beneficiosa evidentemente haremos peor el resto de tareas. Es como estudiar mientras ves la televisión.

3. Existen otros métodos motivaciones mucho más efectivos y con menos desgaste cognitivo. Refuérzate con incentivos o alguna otra técnica y no con las rumiaciones internas. No por más pensar en hacer un viaje lo harás. Enciende el ordenador y empieza a mirar agencias de viajes y vuelos.

4. El pensar que te pasará algo negativo lo único que te generará será malestar y pérdida de tiempo para hacer otras cosas más productivas. Muchas veces nos limitamos a hacer cosas por miedos irracionales, como por ejemplo no coger un avión por miedo a que se caiga. En vez de perder el tiempo pensando en eso, intenta pensar en la revista que te llevarás durante el vuelo.

5. El pensamiento mágico. El pensar que si me preocupo ya no me va a pasar nada se ve reforzado porque evidentemente la mayoría de las veces no pasa nada. Una madre siempre acaba llamando a su hijo para saber si llegó bien de un viaje, le refuerza saber que no ha pasado nada. El problema es la preocupación y el desgaste cognitivo de pensar que sí le podía haber pasado algo.

6. Preocuparse para no pensar en otras cosas solo refuerza negativamente la evitación de esos otros problemas. No por meter el polvo debajo de la alfombra desaparece la suciedad.

7. Evidentemente es un pensamiento irracional. Por fortuna, hay muchas personas sin ansiedad muy responsables.

Intenta priorizar tus preocupaciones, sobre todo aquellas que no dependen de ti para liberar tu espacio mental para otras cosas más productivas, como ponerte a estudiar en vez de encontrar este post perdido en internet.

__

Iván Pico

Sobre el autor

Pico

Graduado en Psicología (UNED). Nº Colegiado G-5480
Diplomado en Ciencias Empresariales (USC).
Máster en Psicología del Trabajo y las Organizaciones. (INESEM)
Técnico Deportivo Nivel II, fútbol sala (RFEF).
Etc...

1 comentario

Click aquí para poner un comentario

Deja un comentario

¿NECESITAS AYUDA?

Sí, ayúdame. No, sólo curioseo.
Existe también un servicio de recepción online con chat directo para consultas instantáneas. Pulsa el botón naranja de abajo.

Iván Pico | Psicólogo Col. Nº G-5480

¡Suscríbete!