Curiosidades Inteligencia Emocional Neuromarketing Social

Si no hay niños no hay adultos: somos lo que vemos.

Somos lo que vemos. Por ejemplo, la sociedad tiende a exaltar la juventud. Todo es ropa joven, cremas antienvejecimiento, música jóven, coches para jóvenes (como si los pudiesen comprar). El efecto no es otro que sean los propios adultos los que compren esos productos para rejuvenecerse milagrosamente.  Está todo pensado. Los adultos quieren ser jóvenes y los jóvenes quieren ser adultos. ¿Hasta qué punto esto es sano?

Esta actitud despoja a los jóvenes de sus rasgos de identidad, de sus momentos como jóvenes para pasar a ser adultos y los adultos a querer pasar a ser jóvenes. Como si fuese malo crecer. Es que no interesa crecer. A lo sociedad de consumo no le interesa que madures. Le sigue interesando venderte las máximas prendas de ropa para que parezcas un/a niño/a de 15 años. Quizás lo que le interesa al consumismo es que no madures, pero sin niños no habrá adultos.

¿Cómo lo logran? Nos lo meten por los ojos.

La Aldea Global

Un señor llamado Marshall McLuhan (1911-1980) acuñó hace ya unos 50 años el término Aldea Global para definir la influencia cotidiana de los medios de comunicación: somos lo que vemos. Este efecto se ha visto multiplicado en la era de la tecnología, como extensión ésta de las habilidades del ser humano. Una nueva ramificación de nuestro sistema nervioso se llama smartphone. Por eso que no quepa duda que para los nuevos nativos digitales su realidad va totalmente condicionada a lo que les enseñan los medios de comunicación por eso veo sumamente importante el buen desarrollo de una buena inteligencia intrapersonal.

La Guerra de los Mundos

Ahora pensarás que esto a ti no te afecta que tu controlas. Para ilustrar este fenómeno, nos retomaremos  al 30 de octubre de 1938. Este día el famoso actor y director, Orson Welles (1915-1985) junto con la CBS lanzó un mensaje de radio al mundo narrando una ficticia invasión alienígena que desencadenó la histeria colectiva aún sin haber visto ni un solo alienígena ni meteoritos caer del cielo como narraba la historia de La Guerra de los Mundos de Orson Welles. Quedaba patente el poder de los medios de comunicación sobre la sociedad.

Los Simpons, como no podía ser de otra manera, versionaron estos hechos en uno de sus capítulos:

Sobre el autor

Pico

Graduado en Psicología (UNED). Nº Colegiado G-5480
Diplomado en Ciencias Empresariales (USC).
Máster en Psicología del Trabajo y las Organizaciones. (INESEM)
Técnico Deportivo Nivel II, fútbol sala (RFEF).
Etc...

Comentar

Click aquí para poner un comentario

Deja un comentario

¿NECESITAS AYUDA?

Sí, ayúdame. No, sólo curioseo.
Existe también un servicio de recepción online con chat directo para consultas instantáneas. Pulsa el botón naranja de abajo.

Iván Pico | Psicólogo Col. Nº G-5480

¡Suscríbete!