Ansiedad Salud

Cómo lidiar con el estrés de ser una madre primeriza

estres embarazo primeriza

Ser madre es una experiencia increíble pero requiere de un gran esfuerzo físico y mental. Muchas de las madres primerizas experimentan síntomas de estrés como el insomnio, el nudo constante en el estómago y un miedo inexplicable que resulta abrumador. Según un informe elaborado por el Hospital Universitario Vall d’Hebron de Barcelona, un 13 % de las madres españolas padecen depresión posparto.

¿Por qué existe la depresión y ansiedad posparto? Las áreas del cerebro relacionadas con el cuidado materno se superponen con las áreas vinculadas a la depresión y la ansiedad. Por lo tanto, la ansiedad posparto se desarrolla cuando los instintos de protección natural se extreman. Otros de los motivos son: experimentar un parto traumático, problemas de salud del bebé y cambios de estilo de vida de la madre.

A continuación compartimos algunos consejos para lidiar con este difícil periodo que experimentan las madres primerizas:

Acude a un médico

Nuestro primer consejo y el más importante: haz una cita con tu doctor. Puede ser tu médico de cabecera, la partera, el obstetra o un psiquiatra experto en salud reproductiva. Es importante que menciones todos los síntomas y expliques con detalle tu estado de ánimo, sentimientos y comportamiento. Mientras más información proporciones, el especialista te asignará el tratamiento más adecuado.

Encuentra tiempo para la diversión

 Los especialistas recomiendan que después del parto ‘la madre debe salir de casa siempre que sea posible’. Encuentra alguna actividad que no esté relacionada con el bebé ni los quehaceres. Es el momento perfecto para engreirte y divertirte por ti misma.

También puedes organizar un viaje en familia. Las aerolíneas permiten que los bebés con un mínimo de dos días de nacido puedan abordar, no obstante, los especialistas recomiendan esperar una semana. Los viajes en coche son otra opción. La aseguradora Mapfre recomienda adaptar la distancia del viaje de manera progresiva. Al parar con frecuencia en diferentes puntos cercanos, el bebé podrá explorar los espacios y relajarse.

Eso sí, es importante priorizar la seguridad y comodidad del pequeño. El bebé debe viajar en un sistema de retención infantil adecuado a su tamaño y descansar en una cuna de viaje que garantice su descanso.

Descansa adecuadamente

 Si hay algo que altera la llegada de un bebé a nuestra vida, es el sueño. Los expertos recomiendan aprovechar cualquier ocasión para descansar. Para esto necesitas el apoyo de un tercero, sea tu pareja o familiar. Actualmente, hay una serie de aparatos que permiten la extracción de la leche materna y su conservación. Con este tipo de dispositivos la tercera persona podría alimentar al niño cuando tú descanses. También puedes practicar técnicas de relajación.

Tampoco te preocupes por mantener tu hogar ordenado. Es normal que durante los primeros meses no puedas encargarte de las tareas domésticas, y no pasa nada. De acuerdo con la Asociación Psicológica de Estados Unidos, una casa desordenada cuando hay un recién nacido es incluso saludable.

Redacción

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

loading...

Servicios de psicología y publicidad: info@psicopico.com