Autoayuda Salud

Una guía rápida para alcanzar la felicidad

guia felicidad

La felicidad es un constructo psicológico que tiene una definición muy compleja ya que depende directamente de factores y contextos personales que construyen esa percepción de bienestar. Más que una sensación perpetua es un estado de ánimo placentero que nos motiva en nuestro día a día y nos hace disfrutar más de la vida, y por lo tanto, queremos mantener en el tiempo lo máximo posible. 

A veces no logramos por nosotros mismos tener esa motivación extra o ese impulso que necesitamos para desarrollarnos mejor personalmente por lo que necesitamos de un apoyo profesional, como el que otorga Emilio Valcárcel, para conocernos mejor a nosotros mismos y plantear esos objetivos de vida que nos llevarán a conseguir esos estados de felicidad que tanto nos gusta disfrutar y tener una vida más productiva. 

Consejo general para la felicidad: limita el miedo

Decía el gran divulgador científico Eduard Punset que la felicidad es la ausencia del miedo. Esta emoción es la que tienden a paralizarnos tanto para aquello que nos pueda llegar a perjudicar, como para aquello otro que no tenemos la certeza de si será adecuado o no para nosotros y los que nos rodean. El miedo limita nuestro bienestar cuando se sale de los límites deseables. 

Siguiendo las directrices de Punset la fórmula de la felicidad se basa en una ecuación en la que las emociones son el pilar principal y que aumentan nuestras probabilidades de ser felices a medida que mantenemos nuestro estado de bienestar, buscamos y encontramos nuevos objetivos en la vida y conseguimos buenas relaciones personales. Por otro lado, estarían otros factores que nos bloquean en el camino hacia la felicidad. El miedo que ya comentamos y la carga heredada que llevamos a nuestras espaldas funcionan a modo de lastre. Esta carga heredada, no solo hace referencia a la pura genética sino también a la cultura, costumbres y hábitos que tenemos preconcebidos y que en ocasiones nos impiden avanzar o chocan con nuestra necesidades. 

Guía para ser feliz en ocho pasos

Todas estas variables son tantas como personas hay en el mundo, cada persona dará más valor a unas y otras por lo que existe una felicidad diferente para cada habitante del planeta y todas pueden ser igual de buenas mientras consigan el mismo objetivo de la persona. Entre todos los factores que pueden llegar a influir positivamente en nuestra felicidad algunos estudios han encontrado algunas tienen un peso más importante sobre las personas. 

Estos factores influencian más o menos en función de la intensidad con la que se viven y la frecuencia con la que suceden. A modo de guía podemos hablar entre otros de ocho grandes factores potenciadores de nuestra felicidad: 

  1. Ser agradecido. Cuando te suceden algo que te ha beneficiado es bueno sentirse agradecido y agradecerlo, ya que las cosas buenas que nos pasan deben ser reforzadas para que nos vuelvan a suceder. 
  2. Mantenerse activo. En este aspecto, la felicidad se consigue más fácilmente cuando mantenemos cierta actividad física o realizar algún tipo de deporte para que nuestro cerebro segregue de forma natural endorfinas que nos hagan sentir mejor. 
  3. Aceptar el fracaso. Durante la vida tendremos baches y problemas, algunos por nuestra culpa y otros derivados de otros pero que pueden suceder. Las emociones negativas también tienen una función y debemos aceptarlas. Podemos estar tristes, podemos llorar. Las emociones negativas son naturales al igual que las positivas, conocer esto nos ayudará a no encasillarnos esa negatividad. 
  4. Simplificar. Es de todos sabido que las cosas más sencillas son a veces las que más felicidad nos proporciona. A veces queremos abarcar demasiadas cosas y nos olvidamos en centrarnos en lo más importante. Cuando estamos con la familia o con los amigos debemos dejar de lado el trabajo y otros problemas ajenos, y cuando estamos trabajando debemos establecernos pequeños objetivos que podamos ir superando día a día. 
  5. Viajar. Conocer nuevos lugares, ya sea lejos o al lado de tu casa. Se puede viajar sin grandes distancias. La búsqueda de nuevas experiencias nos abrirá la mente y encontrará nuevas vías para encontrar nuestro lugar. Salir a la calle, a la naturaleza, que nos dé el sol y observar el mundo también es viajar. Evidentemente, cuanta más podamos abrir los horizontes mejor. 
  6. Comparte y rodéate de gente. Somos seres sociales y necesitamos compartir aquello que tenemos, aquellos que hacemos, los logros y las tristezas. Comparte momentos con gente que te aporte y evita aquellas personas que te absorban. Pasa tiempo con tu gente cercana. 
  7. Escuchar música. La música nos activa, nos mueve y nos transporta a lugares que nos hacen vibrar y emocionar por lo que potencia nuestro estado de ánimo. 
  8. Vivir el presente. Aunque sea un tópico, la realidad es que cuanto más pensamos en un futuro incierto más ansiedad podemos generar. Esto nos impide disfrutar de lo que estamos viviendo en este preciso momento. 

Cada persona tiene sus factores y sus ideales de bienestar personal. Encuentra los tuyos propios para potenciarlos y acercarte a eso que llamamos felicidad.

Iván Pico

Director y creador de Psicopico.com. Psicólogo Colegiado G-5480 entre otras cosas. Visita la sección "Sobre mí" para saber más. ¿Quieres una consulta personalizada? ¡Escríbeme!

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.