Educación

Teleformación: ventajas e inconvenientes de la educación a distancia

educación a distancia teleformación ventajas

La formación es la base del crecimiento global, el saber no ocupa lugar y es la mejor forma de progresar de manera eficiente en una sociedad que está en un movimiento constante y que precisa de una educación adaptada a las demandas y necesidades gracias a las nuevas tecnologías. Ahora más que nunca la educación a distancia cobra mayor importancia y se incorpora de manera natural a nuestras rutinas diarias, tanto a nivel profesional, educativo como personal. Es la era de la teleformación o educación a distancia, también llamada e-learning. 

La teleformación es el proceso de enseñanza-aprendizaje realizado a través de internet, con ayuda de las tecnologías y de forma telemática, en el que se ofrece al estudiante un entorno educativo multidisciplinar, interactivo, dinámico y en constante actualización. El alumno es ahora el verdadero protagonista de su aprendizaje.

>> Artículo relacionado: Mi experiencia en la UNED

Ventajas de la educación a distancia o teleformación

La versatilidad y facilidad del aprendizaje que ofrece este sistema en el que el estudiante puede acceder prácticamente en cualquier momento y lugar del mundo es la gran ventaja de la teleformación. Hoy en día el acceso a la información es inmediato desde prácticamente cualquier dispositivo conectado a Internet. Otras grandes ventajas de este tipo de enseñanza a distancia son:

Global, universal y de fácil acceso: educación a distancia sin distancias

La teleformación permite alcanzar a cualquier persona, colectivo y organización desde cualquier sitio por lo que el acceso a la información amplía su acceso de forma prácticamente ilimitada. No existen ya barreras ni de espacio ni de tiempo para estudiar y formarse. El hecho de no tener que desplazarse facilita el acceso a personas que no pueden asistir de manera presencial o padecen algún tipo de incapacidad que no les permite desplazazarse, que no formarse.

Siempre actualizados. El acceso a herramientas de educación a distancia a través de Internet abre la información a todo el mundo y favorece una actualización de la misma de manera más rápida y dinámica, acorde con los tiempos y la sociedad que vivimos.

Flexible, tanto para docentes como alumnos

Los docentes y alumnos ya no tienen que estar pendientes de los horarios de las clases ya que el acceso a la misma se produce de manera constante las 24 horas del día. Por este motivo, pueden acceder a impartir este tipo de enseñanza a distancia docentes que en otros casos no podría compaginar sus obligaciones con la formación así como las personas que por trabajo y otras imposibilidades no pueden asistir. El aprendizaje se vuelve flexible por lo que se adapta a las necesidades y vidas de cada persona mucho más que cuando se necesita acudir a clases presenciales a determinadas horas de manera más fija o constante.

Eso sí, existen teleformaciones que de vez en cuando exigen también conferencias, charlas o tutorías presenciales en directo, para aclarar dudas u otros motivos docentes, pero que en muchas ocasiones incluso se pueden adaptar a las necesidades de unos y otros. Un ordenador, un smartphone y una conexión a Internet es suficiente para seguir avanzando en nuestros estudios.

>> Artículo relacionado: Telemarketing: cómo vender a distancia

Mejor seguimiento del progreso gracias a la tecnología

Las herramientas de educación a distancia proponen métodos de seguimiento de la evolución de la formación de sus alumnos apoyándose en las tecnologías. El profesor puede saber en todo momento en qué punto se encuentra el alumno, que va superando las diversas fases del plan de estudios o autoevaluaciones que quedan registradas en el sistema para su comprobación y en muchos casos para poder dar paso al siguiente bloque de trabajo.

Mayor interactividad: la red social educativa

Permiten mantener un contacto permanente con profesores y otros alumnos a través de herramientas como foros o chats que acercan el estudio a una red de alumnos y profesores que en condiciones presenciales suele ser más reducida. Muchas veces es más fácil atreverse a preguntar una duda a través de un foro o chat que hacerlo en persona acudiendo al despacho del profesor. Las redes sociales pueden usar su mejor cara para ayudar a personas con un mismo objetivo a conocerse, sean de donde sean, gracias a la tecnología e  Internet. Nunca preguntar una duda fue tan fácil, si se quiere.

Material más actualizado: la formación online está en constante progreso

El uso de las nuevas tecnologías en la formación de alumnos permite que se puedan actualizar los contenidos de manera más constante así como los recursos educativos y ambientes de teletrabajo, como las intranets o herramientas de seguimiento y evaluación. La adaptación a las necesidades de los alumnos y profesores se realiza de manera más rápida favoreciendo una educación actualizada. Además, la alta demanda de cursos de formación online exige a las instituciones que los organizan tener los mejores temarios para que sus alumnos elijan sus planes de estudio.

Evita además que los docentes tengan que realizar tareas repetitivas, como tener que dar la misma clase en varios grupos. Este hecho lo libera de tiempo y de estrés laboral para poder mejorar las siguientes formaciones e investigaciones sobre las temáticas.

Económico: estudiar a distancia puede ser más barato

El hecho de poder evitar desplazamientos para docentes y alumnos, evitar alquileres de alojamientos temporales para poder estudiar o incluso que se necesita menos material impreso para el estudio economiza el estudio. No siempre son más baratos los cursos online, pero también en gran parte debido a que aportan material que de otra forma hay que comprarlo aparte de la matriculación. Además, el tiempo también es oro por lo que podemos organizar nuestro tiempo de manera que nos ayude a optimizarlo, aparte de no gastar tiempo en desplazamientos para poderlo invertir en otras actividades o responsabilidades.

Ventajas específicas para los alumnos a distancia.

Para un alumno, el hecho de formarse supone poner en una balance los pros y contras. Algunas de las ventajas generales para el alumno a parte de las ya mencionadas son estas:

  • Permite compaginar con otras actividades: trabajo, otros estudios, familia, deporte, etc.
  • Aprendizaje personalizado: estudio cuando y como quiero. Suele ser emparejado a un mayor rendimento académmico.
  • Automotivación: el hecho de poderse organizar de manera individual aumenta la motivación por emprender sin depender de otros factores. Todo depende de tu autonomía personal y tu fuerza de voluntad. Lo cual es un aprendizaje que se puede transferir a otros aspectos de la vida.
  • Desarrollo de habilidades de búsqueda de información.
  • Mejor gestión de la autoevaluación. Al ser consciente de los avances se mejora la percepción del progreso y por tanto es un refuerzo para continuar. En caso de no superar la autoevaluación siempre puede volver atrás para mejorar el aprendizaje.
  • Mejores datos en relación al absentismo. Al facilitar la asistencia a clases telemáticas la asistencia es mayor que la que exige un desplazamiento o atarse a horarios específicos, muchas veces que coinciden con otras actividades.

Inconvenientes de la educación a distancia

No todo van a ser ventajas en a formación a distancia. Evidentemente, la formación presencial enriquece al alumno y docente al interactuar socialmente de manera más eficaz y realizando lazos de unión más fuertes entre las personas, lo cual también es un factor importante para el desarrollo de un proceso de enseñanza-aprendizaje efectivo y comprometido.

Otro de los inconvenientes está relacionado precisamente con la tecnología. A pesar de que un gran número de personas tiene acceso a herramientas tecnológicas aunque sean sencillas y al uso de Internet, la realidad es que todavía existen muchas limitaciones al respecto y no llega por igual a todo el mundo. Esta capacidad tecnológica reducida cierra el campo de la educación a distancia a un amplio número de personas que sí podían permitirse la educación presencial.

Cuanto mejor esté montado el curso online menos inconvenientes o más reducidos se encontrarán los alumnos y profesores. Aún así, los inconvenientes más habituales para los alumnos son los que siguen:

  • Se requiere una mayor fuerza de voluntad, independencia, responsabilidad y automotivación que si bien la propia educación a distancia la fortalece en un primer momento es un problema para iniciar este tipo de estudios que implica un gran nivel de auotgestión. No hay nadie que tire de ti para comenzar un proyecto que depende solo de uno mismo.
  • Al eliminar el contacto presencial se elimina la socialización que en muchas ocasiones es el primer motivante para realizar la formación, incluso más que el hecho de querer aprender los contenidos del curso.
  • Mayor desorientación y dificultad para buscar información. Si no se usan las herramientas correctamente o el curso no las ofrece de manera eficiente el alumno puede no saber donde recurrir para resolver las dudas por lo que generará una pérdida de tiempo considerable en este aspecto y el posible aburrimiento o frustración para el alumno. Todo esto se evita eligiendo cursos con una buena estructura y profesionales detrás que apoyen al alumno en todo momento.
  • Mayor tentación a la distracción. Cuando estudiamos en grupo, el propio grupo tira de uno para ponerse a estudiar. Por eso vamos a estudiar a las bibliotecas. Sin embargo, el hecho de estar solo puede dispersar más la mente y ponerse a realizar otras tareas o postergarlas para jugar o perder el tiempo más fácilmente. Es más difícil concentrarse si esa motivación grupal presente.
  • El cansancio por pasar tantas horas en un ordenador, el estrés por no saber utilizar correctamente la tecnología y el tiempo dedicado, a veces sin fruto, puede dar lugar a periodos de ansiedad que no pueden ser paliados por las comunicaciones verbales con otros alumnos. Esto puede provocar abandono por la frustración de no ser capaz de superar los cursos de manera autónoma.
  • Copiar. Sí, es más fácil falsear autoevaluaciones, trabajos o incluso exámenes. Evitar esto es parte de la evolución de las herramientas de  educación a distancia, pero va a depender siempre de la voluntad del alumno por aprender de manera ética. Al final es beneficio para él mismo.
  • Problemas tecnológicos. No solo para los alumnos que necesitan de la tecnología y su actualización para poder adaptarse a las exigencias de este tipo de formación, sino también para las instituciones que las imparte que deben mejorar sus equipos informáticos y formar a sus profesores en la utilización de los mismos.

Iván Pico

Director y creador de Psicopico.com. Psicólogo Colegiado G-5480 entre otras cosas. Visita la sección "Sobre mí" para saber más.

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

loading...

Servicios de psicología y publicidad: info@psicopico.com