Salud

Movilidad y felicidad

movilidad felicidad

Una de las condiciones psicológicas y quizás la más importante que nos permite reencontrarnos con la felicidad y el bienestar personal es la sensación de libertad y de autonomía.

La libertad de poder realizar aquello que queremos o necesitamos sin tener que recurrir a terceras personas genera niveles de autopercepción mayores. Cuando realizamos una tarea por nosotros mismos reafirmamos nuestros sentido de competencia y autosuficiencia incrementando nuestra autoestima personal.

Cuando perdemos nuestra independencia perdemos parte de nuestra potencial felicidad, por ejemplo en los casos en los que se ve reducida nuestra movilidad debido a una accidente o por el propio paso del tiempo en la vejez. Dar un paso para intentar mejorar nuestra movilidad y seguir desarrollando nuestras vidas de la mejor manera a pesar de haber sufrido una adversidad en la vida es parte de las características que tienen los individuos con resiliencia alta.

La resiliencia es la capacidad de sobreponerse a las crisis vitales, sobrellevarlas y proyectarse hacia el futuro a pesar de las adversidades.

La resiliencia es uno de los elementos de gestión emocional más importante de cara a encarar la falta de movilidad y es fundamental para nuestra felicidad ante situaciones adversas.

Las personas con alta resiliencia son capaces de buscar soluciones a los problemas. Por ejemplo, en cuanto a pérdida de movilidad se refiere una buena alternativa para superar la adversidad es pensar en la adquirir una de las últimas novedades en scooters eléctricos que facilitan los desplazamientos a personas con movilidad reducida, ya sea por enfermedad, accidente o el paso del tiempo por la vejez.

Este tipo de medios de locomoción han facilitado a muchas personas la vida diaria, pudiendo realizar actividades los limitaban, incrementando por tanto el bienestar de las personas que lo hacen con un buen uso. La independencia da felicidad y poder desplazarse distancias más largas o incluso poder utilizar este tipo de scooters para realizar tareas tan cotidianas como hacer la compra o llevar pesos mayores sin duda pueden facilitar que las personas con movilidad reducida disfruten más de sus actividades.

En cierto modo, las personas que se benefician de estas nuevas tecnologías para la mejora de sus desplazamientos tienen mayores niveles de felicidad porque experimentan, aunque sea a menor escala, los placeres de viajar. Entre estos beneficios podrían estar los siguientes:

  • Efecto placentero y mayor automotivación. La independencia nos refuerza. El mero hecho de realizar una actividad por nuestra propia cuenta y disfrutar de ella aumenta los niveles de motivación intrínseca, fundamental para el desarrollo psicológico positivo.
  • Aumentan las posibilidades de comunicarse. Al poderse mover, las personas podrán acercarse con mayor facilidad a aquellos lugares más concurridos y mejorar sus relaciones interpersonales.
  • Reduce el miedo y la inseguridad. Tener la garantía de que si das un paseo podrás sentarte a descansar o volver sin esfuerzo a tu hogar hará perder el miedo a desplazarse para visitar a aquel amigo que hace tiempo que no ves o realizar una actividad que te gustaría realizar.

Por esto y otros muchos motivos, la capacidad de moverse nos hará sentirnos libres y por tanto tendremos una vida más satisfactoria.

 

 

Iván Pico

Director y creador de Psicopico.com. Psicólogo Colegiado G-5480 entre otras cosas. Visita la sección "Sobre mí" para saber más.

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.