Salud

¿Cómo afecta la vejez a los diferentes tipos de memoria?

tipos de memoria adultos ancianos

Las personas mayores se quejan habitualmente de que su memoria no es tan buena como antes. A pesar de esta afirmación tan extendida no siempre están afectados por la edad los procesos que intervienen en la memora ni se produce su deterioro debido a la vejez exclusivamente, ni por el tiempo ni por la forma en la que se produce. Sin embargo, durante la vejez si es cierto que se producen alteraciones debidas al deterioro normal de nuestro cerebro por la edad que pueden afectar a los distintos tipos de memoria. 

Desde un punto de vista neurofisiológico y neuropsicológico los lóbulos frontales y áreas medio-temporales son especialmente sensibles al envejecimiento. Las áreas cerebrales que se ven más afectadas son las corticales, principalmente el córtex prefrontal. Tomando esta base psicobiológica y los distintos estudios realizados sobre el tema podemos analizar como afecta la edad a los diferentes tipos de memoria. Es importante conocer como afecta la edad a nuestro cerebro para tratar mejor a nuestros mayores y conocer sus necesidades, ya sea si todavía mantienen la independencia total, si conviven con nosotros o si viven en una residencia de ancianos de Bilbao.

Cómo afecta la vejez a los distintos tipos de memoria

Vamos a subdividir los tipos de memoria dos grandes grupos, el primero de ellos la que afecta a los procesos más inmediatos y el segundo a los procesos de recuperación de información almacenada a largo plazo.

Memoria sensorial, memoria a corto plazo y memoria operativa

Memoria sensorial

Los registros sensoriales más investigados en los humanos son el visual o icónico y el auditivo o ecoico. Algunos estudios apuntan a que tanto en la visual/icónica como en la auditiva/ecoica y la táctil, se producen pocos cambios con la edad porque el deterioro en la sensibilidad del registro sensorial es leve. No obstante, es preciso señalar que para que la información sensorial se registre es imprescindible traspasar el umbral sensorial. A medida que se alcanza la vejez, y sobre todo a partir de los 75-80 años, algunas personas mayores presentan un deterioro significativo de los sistemas sensoriales, con pérdidas de información que pueden tener consecuencias graves en la cognición.

Memoria a corto plazo y memoria operativa

Entre las tareas que se han utilizado tanto para estudiar la capacidad de almacenamiento a corto plazo como la capacidad de olvido, existen: 

    • La tarea de amplitud de memoria: se le presentan al individuo una serie de elementos (dígitos, letras o palabras) que van incrementándose en longitud y se requiere que los recuerde en el mismo orden en el que se le han presentado (amplitud hacia delante) o en orden inverso (amplitud hacia atrás). El rendimiento en una tarea de amplitud de letras entre un grupo de sujetos jóvenes y un grupo de ancianos, y comprobaron que las diferencias fueron significativas. Más interesante fue que encontraron también diferencias significativas entre dos grupos de ancianos (65-75 años y 80-90 años).
    • La tarea de Brown-Peterson: se le presentan un conjunto de elementos (consonantes o palabras), que tiene que recordar después de un intervalo de tiempo. Durante éste, el sujeto tiene que realizar una tarea distractora, con la finalidad de impedir que repase internamente el material. Las investigaciones con esta tarea han mostrado que la proporción de olvido entre ancianos y jóvenes es bastante equivalente.

Las tareas que se utilizan para examinar la memoria operativa requieren que el sujeto retenga una información determinada al mismo tiempo que procesa o manipula dicha información. En algunas investigaciones, se ha encontrado de manera bastante consistente que las personas mayores tienen un rendimiento más bajo en tareas de memoria operativa respecto a las más jóvenesEn los trabajos sobre el funcionamiento de la memoria operativa en el envejecimiento, se ha podido observar que a medida que la complejidad de la tarea aumenta, las puntuaciones de los sujetos mayores descienden, respecto a los más jóvenes.

Memoria a largo plazo

Vamos a diferenciar dentro de la memoria a largo plazo entre la memoria semántica y la memoria episódica, pero analizaremos también otros tipos relacionados. 

Memoria episódica

La memoria episódica hace referencia al recuerdo que tiene el sujeto de un acontecimiento localizado en unas coordenadas espacio-temporales concretas. La característica fundamental es que la recuperación de un acontecimiento del pasado va acompañada de una toma de conciencia del momento y del lugar concretos vividos. En una situación de laboratorio, un episodio de este tipo puede ser una lista concreta de palabras que se presentan para recordar después. La memoria episódica desciende de manera significativa a partir de los 30-40 años hasta los 70-80.

En el funcionamiento de esta memoria habría que diferenciar los procesos de codificación, retención y recuperación. 

    • Codificación, a los ancianos les cuesta más codificar la información, incluso cuando en las instrucciones de la tarea se les invita a elaborar la información para poder recordarla después. Es posible reducir las diferencias si se suministra apoyo contextual en el momento de la codificación y/o en el de la recuperación posterior.
    • Recuperación, las diferencias disminuyen si se les suministra claves de recuperación.

Memoria del contexto

La memoria del contexto y de la fuente de información se refiere al recuerdo acerca de las particulares condiciones en que tuvo lugar un acontecimiento determinado. Un acontecimiento o hecho determinado tiene un conjunto de atributos o características, los cuales pueden ser de naturaleza más cognitiva o más perceptiva. El recuerdo de la información de atributos de naturaleza más perceptiva es crítica para determinar la fuente del recuerdo.

Las investigaciones han encontrado que los ancianos son menos capaces de discriminar entre los elementos vistos y los imaginados respecto a los jóvenes. Además, los datos indicaron que la similaridad de las características preceptúales y conceptuales entre los objetos imaginados y los vistos les entorpecían de manera distinta, afectando más a los ancianos.

Memoria semántica

La memoria semántica es un sistema que nos permite la adquisición y retención de conocimientos generales del mundo, independientemente del momento o lugar concretos en el que se aprendieron. Con la edad, no disminuye o prácticamente no se nota si comparamos con la memoria episódica: el conocimiento conceptual continúa incrementándose.

En el estudio de la memoria semántica se realizan tareas de recuerdo libre, de recuerdo con clave o de reconocimiento. Las diferencias ancianos-jóvenes son mayores en las primeras, menores en las segundas (la clave compensa el recuerdo) y equiparables en las terceras.

Si las demandas de la tarea están más dirigidas por los estímulos (procesamiento abajo-arriba) y se suministra un apoyo del entorno para la recuperación, las diferencias de edad en el funcionamiento de la memoria serán minimizadas. Por el contrario, si la tarea está más dirigida por un procesamiento de arriba-abajo y el apoyo del contexto del entorno es pequeño, las diferencias serán mayores. 

Memoria autobiográfica

La memoria autobiográfica se refiere al recuerdo personal de acontecimientos vividos a lo largo de la vida. Entre los 10-20 años se sitúa la mayor parte de recuerdos acumulados en esta memoria. Las personas adultas y ancianas suelen tener unos recuerdos más nítidos para acontecimientos que vivieron desde los 7-10 hasta alrededor de los 25 años, en relación con los recuerdos que tienen de otros periodos posteriores de su vida. 

Memoria prospectiva

La memoria prospectiva es el recuerdo de algo que tenemos que realizar en un momentos determinado. Es un aspecto muy crítico en la actuación corriente de la vida diaria. Para realizar con éxito una tarea prospectiva, el sujeto tiene que recordar, cuando llega el momento, un conjunto de aspectos, entre los que destaca: 

    • Recordar que hay algo que tiene que hacer.
    • Recordar en qué consiste la tarea.
    • Realizar la tarea.
    • Recordar si realizó la tarea en un momento determinado, de manera que no la vuelva a repetir.

Experimentos indican que las personas mayores tienen significativamente más dificultades para llevar a cabo tareas prospectivas. Un examen cuidadoso de estas diferencias apuntaría al mayor uso que hacen las personas mayores y ancianas de ayudas externas en su vida cotidiana (agendas, etc.) comparadas con personas jóvenes.

Memoria procedimental

En general, se encuentran pocas diferencias significativas entre ancianos, adultos y jóvenes, y no siempre se encuentran. En cualquier caso, las diferencias debidas a la edad son menores que en tareas de memoria explícita. Es interesante diferenciar entre tareas de priming perceptual y tareas de priming conceptual. Al comparar los efectos de la edad en estos dos tipos de tareas, los resultados son divergentes: a veces los ancianos no tienen un déficit en las primeras y sí en las segundas y otras veces se encuentra el patrón inverso.

En términos generales se podría afirmar que los efectos de la edad no parecen ser sistemáticamente diferentes en un tipo de tareas de priming respecto a las otras, y las diferencias debidas al factor edad no se obtienen siempre. 

Memoria no verbal

En los estudios sobre el recuerdo de la información espacial, uno de los paradigmas más utilizados ha consistido en presentar a los sujetos, por ejemplo, dibujos u objetos en una matriz espacial y pedirles que reemplacen los elementos a sus posiciones originales. Algunos de estos estudios han encontrado que el rendimiento de los ancianos es significativamente más bajo, tanto en el recuerdo como en el reconocimiento de la información espacial.

En términos generales podríamos decir que en los ancianos existen deficiencias en cuanto al procesamiento de la memoria en relación a un déficit en la velocidad de procesamiento, menor capacidad de memoria operativa y mayor dificultad de inhibición de la información que deja de ser relevante.

_

Fuentes:

Elosúa de Juan, MªR. (2003). El desarrollo de la memoria en la vida adulta y en la vejez. En Gutierrez, F., García. J.A., Carriedo, N. Psicología Evolutiva II: Desarrollo Cognitivo y lingüistico. Vol. 2. Capítulo 20, pp. 299-327.  Madrid: UNED

Iván Pico

Director y creador de Psicopico.com. Psicólogo Colegiado G-5480 entre otras cosas. Visita la sección "Sobre mí" para saber más.

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.