Salud

Audífonos para sordos: volver a escuchar nunca fue tan fácil

Se suelen incluir los términos escuchar y oír bajo el mismo paraguas de significado, sin embargo no son lo mismo. Escuchamos cuando prestamos atención a lo que se oye de forma consciente, mientras que oír es percibir los sonidos sin más de forma inconsciente. Se podría decir que escuchar implica un proceso más complejo y qué importante es escuchar bien, pero para ello es preciso primero oír bien. 

Imagínate que te privan de este sentido tan esencial para nuestra adaptación al medio. Esto es con lo que tienen que convivir las personas sordas. Por fortuna, un audífono para sordos de última generación puede hacer mejorar la calidad de vida de estas personas para que vuelvan a tener la capacidad de oír, pero sobre todo de escuchar. Los audífonos son sin duda una de las tecnologías médicas más asombrosas que se han inventado y que siguen mejorando sus prestaciones tanto a nivel de calidad del sonido, tamaño y baterías, 

Tipos de problemas de audición 

Las causas de sordera son múltiples, desde los antecedentes familiares, las enfermedades e infecciones del oído, la exposición excesiva a ruidos, problemas traumáticos, malos tratamientos médicos o el simple paso del tiempo por el deterioro debido al envejecimiento natural de nuestro órgano de audición.

  • Pérdida auditiva conductiva: Cuando el sonido es incapaz de pasar del oído externo al medio. Suele poderse tratar con medicamentos o cirugía. 
  • Pérdida auditiva neurosensiorial: debido a la alteración del nervio auditivo 
  • Pérdida auditiva mixta: combinaciçon de las dos anteriores.
  • Trastorno por neuropatía auditiva: se produce cuando a pesar de llegar correctamente el sonido no se procesa de manera correcta en el oído interno o nervio auditivo por lo que no se logra interpretar bien los estímulos acústicos.

¿Cómo funciona un audífono? 

Los audífonos son aparatos médicos que se encargan de amplificar los sonidos y procesarlos de manera que compensen las deficiencias auditivas del paciente que los usa. Hablamos de paciente porque deben ser prescritos por especialistas y no confundirse con los simples aparatos amplificadores. Los audífonos procesan el sonido para ayudar a oír y escuchar mejor. 

El audífono recibe el sonido a través de un micrófono que transforma las ondas sonoras en eléctricas que se amplifican potenciando la señal y canalizando al oído ese nuevo sonido depurado a través de un auricular. 

Los componentes de un audífono son: micrófono, amplificador, auricular, la batería y el control de volumen. Muchos de los disponen de mecanismos para poder configurarlo a distancia mediante aplicaciones que se desarrollan para facilitar a las personas con déficit de audición mejorar su calidad de vida. 

Tipos de audífonos

Existen tres tipos de audífonos generales:

  • Audífonos Intrauriculares o invisibles (ITE): La carcasa de este dispositvo tecnológico es personalizada y entra dentro del oído por lo que prácticamente no se ven a simple vista.
  • Auricular en canal (RIC). Es la solución más prescrita para casos en los que la capacidad auditiva solo afecta a uno de los oídos.
  • Retroauricular (BTE). Suelen ser los más grandes y vistosos, pero también los que mayor potencia suelen aportar.

Ahora, para mejorar nuestra audición solo tendrás que estar pendiente de no quedarse sin batería en tu audífono personal.

Iván Pico

Director y creador de Psicopico.com. Psicólogo Colegiado G-5480 entre otras cosas. Diplomado en Ciencias Empresariales y Máster en Orientación Profesional. Máster en Psicología del Trabajo y Organizaciones. Posgrado en Psicología del Deporte entre otras cosas. Visita la sección "Sobre mí" para saber más. ¿Quieres una consulta personalizada? ¡Escríbeme!

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Servicios de psicología y publicidad: info@psicopico.com