Deporte Educación

Destreza psicomotriz: fases de su aprendizaje.

El deporte es movimiento, con lo cual la habilidad de saberse mover con precisión es clave en la mayoría de deportes y esta destreza psicomotriz se puede mejorar con el entrenamiento. Poder ejecutar una acción deportiva existen varios factores:

  • Genéticos: estatura, constitución física, estructura muscular, etc…
  • Ambientales o psicogenéticos: esquema corporal, psicomotricidad, personalidad, etc.
  • Esfuerzo: destreza motriz, concentración, motivación, adherencia, etc.

Dentro de este último punto, la destreza motriz debe ser educada y enseñada por lo que el entrenador-educador la incultará para mejorar su rendimiento. El educador deberá tener cierta habilidad para detectar los errores de ejecución y aportar una retroalimentación o feedback que refuerce las mejorías en los gestos técnicos y motrices.

Proceso de aprendizaje de la destreza motriz.

Aprender destrezas motrices implica un proceso físico y mental. Se adquieren primero destrezas básicas como el gatear, caminar o trepar y otras más complejas como andar en bicicleta, conducir un coche de F1 o realizar un salto triple mortal con doble tirabuzón invertido mientras te comes un kebab. Las capacidades mentales y físicas están implicadas en la ejecución pero sobre todo en las etapas tempranas del aprendizaje y requiere de concentración y atención.

Fases del aprendizaje de la destreza motriz.

Utilizaremos como base la clasificación de Paul Fitts de 1964, que distingue las siguientes 3 fases:

Fase Cognitiva

En esta fase inicial el aprendizaje se centra en acumular la comprensión de la manera en la que se ejecuta la destreza motriz. El educador-entrenador explica y describe la tarea y puede explicar con demostraciones directas, gráficos o ejemplos reales la forma de la ejecución correcta del gesto. Entra en juego la cognición del alumno-jugador-aprendiz para obtener el conocimiento. Es la parte más teórica. Posteriormente se inician los ensayos iniciales que  han de exigir siempre un buen feedback y refuerzo ya que los errores serán habituales.

Ejemplo: un portero de fútbol sala que se inicia en el gesto de la “cruz”, o un jugador de squash que coge por primera vez la raqueta e inicia el golpe básico de saque.

Fase Asociativa

Es una fase fundamentalmente práctica y de fijación. Es el periodo más largo en la que se adquiere la práctica necesaria para dominar un gesto. Es el periodo de entrenamiento puro y duro.

Al principio de esta fase se consigue una mejora muy rápida de la destreza básica por lo que cada vez es menos necesario el cambio para una ejecución óptima. Un error muy frecuente es que se suele abandonar o reducir el entrenamiento de la destreza al ver que se domina el gesto con lo que la curva de mejora empieza a decaer todavía más. No debemos de olvidarnos de seguir entrenando todas las destrezas aunque parezca que las dominamos para pasar de principiante a niveles avanzados. La retroalimentación del entrenador sigue siendo sumamente importante, podemos pasar a realizarlas sobre otras conductas o errores que no están todavía interiorizados.

Ejemplo: un jugador de fútbol sala profesional se sobreentiende que domina el gesto del pase con el interior del pie. Sin embargo, es conveniente seguir realizando ejercicios en los que el objetivo siga siendo este tipo de destreza. Es la única forma de dominarla y perfeccionarla.

Fase Autónoma

Los famosos automatismos. El sujeto ya es capaz de poner en práctica la destreza al máximo nivel de habilidad y de forma inconsciente. La destreza ya es un hábito.

Todo el mundo tienen destrezas autónomas: caminar, conducir, usar el cuchillo para comer, usar los palillos para comer arroz como los japoneses (bueno, esta no todo el mundo, al menos yo no… :P), escribir, etc.

Ejemplo: un jugador de fútbol sala es capaz de controlar un balón con la planta de forma automática sin tener que pensar como realizar el gesto.

Los gimnastas olímpicos requiere de hasta 8 años para lograr competir al máximo nivel.

El progreso desde la fase cognitiva, pasando por la asociativa y hasta la autómata requiere un cúmulo de práctica y tiempo que depende de las habilidades del sujeto, de la situación del aprendizaje y la complejidad de la tarea. Cuanto mayor es la complejidad más entrenamiento y dedicación necesitan, por ejemplo, se dice que los gimnastas olímpicos requiere de hasta 8 años para lograr competir al máximo nivel.

El que algo quiere, algo le cuesta.

Sobre el autor

Iván Pico

Graduado en Psicología (UNED). Nº Colegiado G-5480. Diplomado en Ciencias Empresariales (USC). Máster en Psicología del Trabajo y las Organizaciones. (INESEM). Máster Universitario Oficial en Orientación Profesional (UNED - cursando). Posgrado en Neuromarketing (Universidad Camilo José Cela). Técnico Deportivo Nivel II, fútbol sala (RFEF). Especialista en Psicología Aplicada al Deporte. Etc, etc...Ver Página personal de Linkedin para información adicional.

Comentar

Click aquí para poner un comentario

Deja un comentario

¿Quieres consultar algo?

Sí, ayúdame. No, sólo curioseo. Existe también un servicio de recepción online con chat directo para consultas instantáneas. Pulsa el botón naranja de abajo.

¡Suscríbete!