Salud Social Videojuegos

Tratamientos para la adicción al juego

adiccion juego

Cada día estamos más expuestos a caer en la tentación del juego, por la cercanía y facilidad de acceso a través de internet y el anonimato que se consigue utilizando la modalidad de juego online. Comienza a ser preocupante el número de aumento de casos y la edad de inicio que cada vez es más temprana que genera adictos a una velocidad nunca antes vista. 

La adicción a las apuestas, o ludopatía, creció hasta un 12% en el año 2021 y su tratamiento solo suele ser iniciado por presión familiar o social por la dificultad de reconocer el problema, el cual llega cuando las pérdidas económicas o la desestructuración de su vida personal ya es evidente. Estas personas tienen en un centro de adicción al juego la mejor fórmula para comenzar el tratamiento para abandonar esta práctica tan poco recomendable para llevar una vida equilibrada. 

Diagnóstico de la ludopatía

Si tienes problemas para controlar el juego debes buscar información y acudir a un profesional de la salud mental o a tu médico para que realice una primera evaluación de tu caso donde revisarán lo siguientes pasos:  

  1. Hábitos de las apuestas: tiempo, lugares,formato, cantidades económicas, etc. 
  2. Autorización familiar. Podría ser que se solicite poder hablar con familiares o personas cercanas acerca del caso, dado que quizás el paciente no refleje toda la percepción real del problema. Lógicamente esto está limitado por la confidencialidad.
  3. Historial médico. Las reacciones impulsivas podrían ser derivadas de otros tipos de trastornos, enfermedades o tratamientos que predisponen a esta situación por lo que se debe tener en cuenta. 
  4. Evaluación psiquiátrica. Se intentarán detectar trastornos de salud mental relacionados con las apuestas, normalmente usando como medida el DSM-5 (Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales). 

Fases de la ludopatía

La detección de este problema suele identificarse fácilmente ya que se manifiestan cambios de comportamiento evidentes a parte de los tangibles: las pérdidas económicas. 

  1. Fase de Ganancias. Al inicio se presentan las primeras ganancias espontáneas que crean la sensación y necesidad de volver a jugar (dopamina) por lo que el impulso por el juego se vuelve incontrolable, a pesar de ello la persona no reconoce su problema. 
  2. Fase de Pérdidas. Al aumentar la frecuencia y el hábito se pierde tiempo y dinero de manera desproporcionada. 
  3. Fase de Desesperación. Se producen cambios muy grandes en el comportamiento y la personalidad del jugador y se suelen asociar a otros comportamientos como consumo de alcohol o sustancias.

Tratamiento de la ludopatía

Una vez reconocido el problema y realizado el paso previo de la toma de conciencia del mismo, una motivación para solucionarlo comienza con la fase de tratamiento, que puede ser compleja y que vendrá condicionada por esa posible resistencia al mismo. La facilidad de acceso a este tipo de problemáticas es tanta que las personas tienen francamente complicado alejarse del contexto que les llevó a caer en el problema. Los enfoques del tratamiento serán: 

  1. Terapia. El tratamiento a través de un profesional de la psicología que aplique técnicas de terapia conductual o cognitivo-conductual suelen ser las mejores para estos casos. A través de la exposición sistemática y controlada y la psicoeducación, se enseña al paciente las estrategias de prevención necesarias y los mecanismos que funcionan en la adicción para identificar las creencias sobre el juego que se vuelven irracionales, con el fin de poder reemplazarlas a través de la reconstrucción cognitiva. La familia será también importante en este aspecto pudiendo incorporar al proceso. 
  2. Farmacología. En algunos casos, los psiquiatras podrían utilizar tratamientos de antidepresivos o estabilizadores del ánimo para menguar los problemas asociados a la ludopatía como la depresión, el déficit de atención o los trastornos obsesivos-compulsivos. Además, en algunos casos la ansiedad generada no es fácilmente controlable y también precisa de apoyo farmacológico al menos en ciertas fases del tratamiento. 
  3. Grupos de apoyo. Existen grupos del tipo apostadores anónimos o similares en los que poder compartir las experiencias y ayudan en gran parte a entender y empatizar con personas que sufren problemas relacionados, lo que hace a la persona no sentirse tan sola en el proceso. 
  4. Estrategias personales. El tratamiento no solo debe ser visto como una ayuda externo sino que la persona poco a poco deberá ir interiorizando mecanismos y estrategias de afrontamiento que pongan resistencia a la necesidad del juego tales como: enfocarse en el objetivo de no apostar; verbalizaciones y auto habla sobre los riesgos del juego; aprender a pedir ayuda; evitar situaciones y contextos de juego. 

Vivimos en una sociedad expuesta a todo tipo de juegos relacionados con la ludopatía y ya no solo las clásicas casas de apuestas, sino que los videojuegos y las redes sociales se comportan de manera similar dentro de nuestro cerebro captando nuestra atención y creando adictos digitales al refuerzo por intervalo variables. Así es como funcionan la mayoría de estos sistemas, crean una necesidad con los riesgos que ello conlleva. 

Controla. Esto no es un juego. 

Iván Pico

Director y creador de Psicopico.com. Psicólogo Colegiado G-5480 entre otras cosas. Diplomado en Ciencias Empresariales y Máster en Orientación Profesional. Máster en Psicología del Trabajo y Organizaciones. Posgrado en Psicología del Deporte entre otras cosas. Visita la sección "Sobre mí" para saber más. ¿Quieres una consulta personalizada? ¡Escríbeme!

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Servicios de psicología y publicidad: info@psicopico.com