Social

PNL: supuestos básicos (Programación Neurolingüistica)

La Programación Neurolingüística (PNL) conforma un conjunto de sugerencias cuya aplicación trata de mejorar las interacciones con el entorno físico, mejorar las relaciones con los demás y también con uno mismo. Para conseguirlo, la Programación Neurolingüística se basa en unos supuestos que, más que ofrecer absoluta veracidad, se centran en comprobar la efectividad.

Es decir, no se trata de comprobar empíricamente la veracidad de los resultados de la aplicación de ciertas pautas, sino que se trata de ver el grado de eficacia que tiene esa aplicación en la vida real. Las bases teóricas de la PNL son válidas porque resultan útiles, no en función de la veracidad de sus supuestos, sino en función de su efectividad.

No está corroborada por la ciencia por lo que su uso es de dudosa eficacia, debido a la falta de evidencia científica, por lo que es considerada como pseudociencia.

¿Por qué se llama PNL?

1. Las personas elaboran mapas mentales de la realidad.

La gente tiene sus propias representaciones del entorno en el que se mueve y también representaciones sobre sí mismo. Lo que se considera como realidad es la imagen interna que cada uno se forma sobre las cosas. Se puede decir que cada persona desarrolla un mapa mental de todo lo que le rodea, teniendo siempre en cuenta que ningún mapa es más real o verdadero que el de otra persona.

Cada sujeto reacciona, piensa o siente según el mapa de su realidad personal, y no a partir de las situaciones. No son los hechos los que hacen que un individuo se sienta de una manera o de otra, es la forma de interpretar esa situación la que va a determinar las reacciones, sentimientos etc.

2. El mapa es una representación del ambiente.

Los mapas se construyen gracias a las capacidades sensoriales: visual, auditiva, kinestésica, olfativa y gustativa. Cuando se analiza la realidad y cuando se desarrolla un mapa mental, intervienen unas vías neurológicas concretas. Por ejemplo, si se está observando un paisaje se van a activar en el cerebro unas neuronas específicas que van a ayudar, por ejemplo, a almacenar la información visual, lo que se sintió en ese momento, lo que se escuchó etc. Posteriormente, cuando de forma voluntaria se intenta recuperar esa información, es decir, recordarla, acceder a la memoria, el recuerdo se dará gracias a la activación de las mismas neuronas que participaron en la creación del recuerdo.

| Artículo relacionado: ¿Por qué se llama Programación Neurolingüstica?

También es posible crear mapas lingüísticos donde se va a describir la realidad mediante verbalizaciones. Esto se hace evidente cuando se mantiene un diálogo interno, de forma constante, con uno mismo, describiendo nuestra propia realidad.

Tanto los mapas visuales como los verbales son los usados a la hora de relacionarse con el ambiente.

En la práctica se pueden reprogramar secuencias de conductas que van a cambiar las emociones, pensamientos y sentimientos desde el interior. Al trabajar con recuerdos y experiencias se está trabajando, de forma directa, con las vías nerviosas que más tarde se van a utilizar para realizar comportamientos adecuados que, más adelante, proyectaremos hacia el exterior.

También se puede manejar el diálogo interno para facilitar el cambio; guiándolo para que piense de una determinada manera, aunque esto requiere mucha práctica, pues no es fácil cambiar los pensamientos automáticos por otros nuevos, aunque sean los más adecuados y beneficiosos para las interacciones con el entorno, con los demás y con nosotros mismos.

3. Lo que limita a las personas son los pocos recursos que poseen sus propios mapas mentales.

Es imposible que una persona quiera ganarse la vida como cantante de ópera si no tiene unas capacidades innatas para ello, sin conocimientos de música o sin oído musical. De igual forma, hay unas limitaciones imposibles de solventar por sus características genéticas o por el ambiente físico. Por ejemplo, es imposible que una persona con deficiencias físicas pretenda subir al Everest, pero depende de él mismo empezar a caminar gradualmente, hacer excursiones o breves paseos que puedan contribuir a mejorar su salud física y mental.

La PNL ayuda a entender los mapas mentales de aquellas personas que consiguen sus objetivos para “copiar” esos mapas e integrarlos a los de otra persona. Se trata de conocer qué pasos, pensamientos o sentimientos se han dado en esa persona para favorecer el logro de sus objetivos. Al conocerlos y comprenderlos se pueden aplicar a la vida real en forma de ejercicios, actividades, etc.

4. Hay que tener en cuenta sólo los resultados.

Se debe evitar o reducir el uso de etiquetas como la del fracaso o el error. Estos términos son sólo eso: términos. Lo malo es que se suelen usar para autolimitarse o menospreciarse. A veces las cosas no son como uno espera pero el mapa interno no permite que la persona cambie de actitud, porque ante determinadas situaciones la mente actúa del mismo modo y de forma reiterada.

Hay que cambiar ese mapa interno por otro más adecuado para que las cosas también cambien. Si siempre se actúa de la misma forma, no se puede pretender cambiar las cosas por más que uno quiera. La propuesta de la PNL, por tanto, asume que cuando algo no funciona lo ideal es probar con algo diferente. Los ejercicios que propone la PNL permiten reprogramar los mapas mentales, mejorando el desarrollo personal y la interacción con el medio.

5. Diferenciar entre comportamiento e identidad.

A veces, las personas pueden comportarse de forma estúpida o de forma irresponsable. Pero también de forma altruista, creativa, etc. Pero las personas no son irresponsables ni tampoco genios.

Hay una diferencia entre ser y actuar. Se puede ser de una determinada manera, pero hay situaciones en las que se actúa de forma diferente a como la persona es en realidad. Albert Ellis explicó el tema afirmando que “somos” seres humanos y “actuamos” como tales, cometiendo errores en ocasiones y actuando bien en otras.

6. Las personas actúan según el contexto y eligen la mejor opción posible

El problema surge cuando los mapas no poseen los suficientes recursos para encontrar una opción alternativa. El uso de mapas mentales pobres tiene como consecuencia que las personas tengan dificultades en situaciones problemáticas.

El cambio de conducta se dará cuando la persona interiorice otros modos de actuar más adecuados.

7. Cada persona está constituida por diferentes partes

Desde el Psicoanálisis se consideró que la mente humana se dividía en dos grandes partes: el consciente y el subconsciente. También desde el Análisis Transaccional se considera que la personalidad está constituida por tres estados del YO. Casi todas las escuelas de psicoterapia fragmentan de algún modo el mundo interno.

Así, cada parte de la propia identidad puede tener sus metas, intencioes, capacidades etc. que pueden entrar en conflicto.

8. La importancia de la comunicación.

Las personas están intercambiando mensajes, de forma continua, con el mundo externo y también con uno mismo. De esta manera, se perciben las demandas del ambiente y se manifiestan las necesidades y las frustraciones.

9. Comunicación consciente e inconsciente

Se establece la comunicación consciente cuando tenemos intención de transmitir un mensaje por cualquiera de los canales, verbales, escritos o gestuales. Por su parte, la comunicación inconsciente se da por vías de exteriorización de las que no se tiene ningún control.

Los mensajes inconscientes son siempre más fiables que los que se transmiten de forma consciente y voluntaria.

10. El sentido de la comunicación es el resultado de los interlocutores

Una vez transmitido el mensaje, el único responsable de su interpretación es el emisor. La intención que haya tenido el comunicador puede ser una cosa concreta pero el receptor expone una respuesta diferente a la que esperaba.

En el mundo de los negocios, la PNL marcará una diferencia en la comunicación, motivación, influencias, negociación, desarrollo personal, liderazgo, poder, autoridad etc.

 

Sobre el autor

Iván Pico

Graduado en Psicología (UNED). Nº Colegiado G-5480. Diplomado en Ciencias Empresariales (USC). Máster en Psicología del Trabajo y las Organizaciones. (INESEM). Máster Universitario Oficial en Orientación Profesional (UNED). Posgrado en Neuromarketing (Universidad Camilo José Cela). Técnico Deportivo Nivel II, fútbol sala (RFEF). Especialista en Psicología Aplicada al Deporte. Etc, etc…
Ver Página personal de Linkedin para información adicional o en la sección ¿Quién soy de la web? :)

Comentar

Click aquí para poner un comentario

Deja un comentario