Social

Momentos

¿Cuando se sabe cual es el momento para realizar determinadas cosas? ¿Por qué a veces pensamos cosas pero no sabemos determinar su momento preciso? ¿Por qué a veces falla ese mecanismo innato, ese impulso? Quizás porque hay momentos en los que nos guiamos por la propia naturaleza personal de cada uno, cuando en muchas ocasiones los momentos no son unipersonales y hay que saberlo apreciar y valorar cuando realmente te importa el cometido de tu actuación y no quedarse con el momento personal.

El saberse parar, preguntar, preguntarse a uno mismo y no precipitarse para no desencadenar una tormenta… ¿Cuantas guerras se han sucedido por precipitaciones innecesarias? Por apología de momento personal. El momento llega, surge, y fluye por si solo, cuando interiormente no existen dudas de sí es el ahora o deja de serlo, cuando no hace falta ni preguntárselo interiormente, cuando tu propia inteligencia intuitiva te dice.. sí, ahora. Y esto sucede en todos los aspectos de la vida. Vale bien que unos pueden tardar más o menos, pero eso depende de la historia personal, del carácter apersonal o no, unipersonal, bipersonal, o multipersonal de cada detalle y de cada persona y no por eso deja de ser mejor o peor. Los grandes y buenos trabajos de investigación duran largos periodos de tiempo, las grandes leyes, las grandes novelas tardan tiempo en escribirse, las mejores superproducciones cinematográficas tardan años en publicarse, aunque sean ideas a simple vista sencillas, todo lleva detrás un largo proceso, luego cuando se publican o se hacen eco puede salir bien o mal pero eso ya es otro tema. El lector podrá pensar: ¡ no siempre es así ! claro que no, no es bueno generalizar, hay cosas que surgen casi por casualidades repentinas, como el descubrimiento de la penicilina (creo, y que alguien me corrija si me equivoco), pero pregúntenle a Einstein si su teoría de la realtividad surgió de la nada, a ver que opina.. pero eso sí, al final, un día, la terminó y descubrió, pero porque había llegado el momento. Lo importante es buscar un equilibrio personal (creo que imposible al 100%) de la forma que sea. Puedes tener dudas de si dejar el trabajo, de si estudiar esta o la otra carrera, de si salir con los amigos o solo, de si ver una película o la otra, pero al final.. algo siempre se hace, lo que sea, pero algo sucede y punto, puede estar bien o mal, tardar más o menos, pero sale. Lo que hay que aprender cada uno es a saber diferenciar el tipo de momento y la importancia del mismo.

No es lo mismo levantarse y decidir qué ropa ponerse (que también cuesta, y es tema para otro artículo) que levantarse y decidir que,por ejemplo, que carrera estudiar o donde irse a vivir. Cada cosa tiene sus tiempos y sus ritmos diferentes, pero al final todo se sucede y se acompasa a la vida de cada persona. No confundir esto con el miedo incontenible a realizar ciertas cosas que se pueda tener, que también es tema para otro artículo, son cosas diferentes y esos miedos sí hay que aprender a superarlos o por lo menos controlarlos para no vivir en una vida cohibida. No es lo mismo tener dudas de qué ropa ponerse por las mañanas, que tener miedo de si esa ropa te quedará bien puesta o si te verán bien vestido así. Tienes un vestuario, tienes tu ropa, tu propia ropa, la que has comprado la que te han regalado, la que disfrutas, es esa y no otra, la que tienes, tu “estilo” y tu forma, eso es lo bueno que tienes tu propia forma…ahí no has dudado, pero quizás un día si elijas mal momento para ponerte la camiseta verde que tanto te gusta, pero no pasa nada, la camiseta sigue ahí, aprendes, evolucionas y te la pones el día que te levantas sin dudas internas. Tu inteligencia intuitiva te dirá: sí, es hoy. Sales a la calle y sonríes.

Corría el año 2010 cuando escribí este artículo, véase el original en:  pico10.tumblr.com

__

Iván Pico

Sobre el autor

Pico

Graduado en Psicología (UNED). Nº Colegiado G-5480
Diplomado en Ciencias Empresariales (USC).
Máster en Psicología del Trabajo y las Organizaciones. (INESEM)
Técnico Deportivo Nivel II, fútbol sala (RFEF).
Etc…

Comentar

Click aquí para poner un comentario

Deja un comentario

¿Quieres consultar algo?

Sí, ayúdame. No, sólo curioseo. Existe también un servicio de recepción online con chat directo para consultas instantáneas. Pulsa el botón naranja de abajo.

¡Suscríbete!