Neurociencia Social

¿Cómo influye el ADN en nuestro comportamiento?

genes y comportamiendo adn

Somos tantos como tan diferentes somos. Si algo nos identifica a los seres humanos es que tenemos. Somos tantos y como tan diferentes. Nuestra forma de pensar y comportarnos ante una misma situación es tan diferente que todo apunta a que nuestra herencia genética tiene un peso enorme sobre nuestro comportamiento social.

El camino genético

Los grandes avances en conocimientos genéticos y los estudios sobre herencias a través de nuestra historia personal ha permitido conocer mejor el camino de nuestros genes y, por tanto, conocer hacia dónde podría ir nuestra vida. La genética ha mejorado nuestras vidas porque es capaz de anticipar ciertas situaciones, tanto a nivel de salud como personal, para prepararnos antes lo que pueda, o no, suceder.

Esto no quiere decir que todo dependa de la programación de nuestro adn, que es el material que contiene nuestra información hereditaria incluido en cada una de nuestra células. El ambiente en el que vivimos va a determinar las respuestas que damos, a pesar de que tengamos una determinada predisposición genética la tendencia a comportarnos de una u otra forma o desarrollar una u otra enfermedad también dependerá de nuestro ambiente.

La explicación es sencilla. Pongamos un ejemplo sencillo. Podría ser que tengamos en nuestros genes una predisposición genética a desarrollar un tipo de cáncer de pulmón. No obstante, si la persona se ha criado en un ambiente libre de humo, de fumar y otras muchas predisposiciones (genéticas o ambientales) lo mantienen alejado de esa circunstancia es más que probable que no desarrolle dicha enfermedad: el ambiente está influyendo sobre los genes. 

A su vez, los genes influyen entre sí porque si una persona tiene una predisposición genética a ser capaz de afrontar situaciones de conflicto o adicciones es probable que no caiga en la adicción al tabaco, con lo cual lo que un gen predispone otro lo está compensando, por decirlo de alguna manera. Todo influye con todo. 

Comportamiento social y genes

Lo mismo sucede con el comportamiento social o la personalidad que desarrollamos. Nacemos con una predisposición pero ésta se va modelando en función del ambiente. Somos seres sociales y por tanto a lo largo de nuestra evolución se han ido generando estructuras cerebrales biológicas encargadas de determinadas conductas, que cada individuo tendrá desarrolladas de diferente forma. De ahí la gran diversidad de nuestra especie. Lo que marcan nuestros genes es el paso de la evolución que garantice nuestra supervivencia. 

Nuestra personalidad y comportamiento es parte importante de nuestra supervivencia por eso debe ir marcada en cierto modo en los genes que se transmitan a las generaciones futuras, pero las generaciones futuras deben ser mejor que las anteriores: ahí es donde el ambiente es vital para que se manifiesten o se repriman ciertas predisposiciones en función de éste.

Hoy en día es fácil conocer nuestra historia genética gracias a test de ADN que, al menos de manera histórica, nos permiten conocer el camino que han seguido nuestros genes. El camino que sigan a partir de ahora dependerá de nosotros y del contexto.

Iván Pico

Director y creador de Psicopico.com. Psicólogo Colegiado G-5480 entre otras cosas. Diplomado en Ciencias Empresariales y Máster en Orientación Profesional. Máster en Psicología del Trabajo y Organizaciones. Posgrado en Psicología del Deporte entre otras cosas. Visita la sección "Sobre mí" para saber más. ¿Quieres una consulta personalizada? ¡Escríbeme!

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Servicios de psicología y publicidad: info@psicopico.com