Sexualidad

Disfunción eréctil: tipos y tratamientos eficaces

La disfunción eréctil (DE) es la incapacidad de tener o mantener una erección suficiente para tener una relación sexual satisfactoria, pudiéndose convertir en un trastorno cuando se produce en más del 75% de las actividades sexuales o incluso de forma general en todas ellas afectando al individuo tanto a nivel personal sobre su autoestima y motivación como en sus relaciones con los demás.

Tipos de disfunción eréctil

Hay varios tipos de disfunción eréctil, entre ellos:

  • Disfunción eréctil psicógena: es causada por factores psicológicos, como el estrés, la ansiedad, la depresión o problemas en la relación de pareja.
  • Disfunción eréctil orgánica: es causada por problemas físicos, como enfermedades cardíacas, diabetes, obesidad, consumo excesivo de alcohol, tabaquismo, etc.
  • Disfunción eréctil mixta: es causada tanto por factores psicológicos como físicos.
  • Disfunción eréctil por uso de medicamentos: algunos medicamentos pueden afectar la capacidad de tener una erección, como algunos antidepresivos, medicamentos para la hipertensión, etc.
  • Disfunción eréctil relacionada con la edad: con el paso del tiempo, es normal que la capacidad de tener erecciones disminuya.

Cerebro y disfunción eréctil: neurotransmisores implicados

Los neurotransmisores son sustancias químicas que transmiten mensajes entre las células nerviosas del cerebro. En el caso de la disfunción eréctil (DE), los neurotransmisores involucrados incluyen:

  • Serotonina: un neurotransmisor que influye en el estado de ánimo y el comportamiento sexual. Cuando hay una disminución de la serotonina, puede haber un aumento de la DE.
  • Dopamina: un neurotransmisor que juega un papel en el placer y la motivación. Una disminución de la dopamina puede contribuir a la DE.
  • Adrenalina: un neurotransmisor que se libera durante situaciones de estrés o peligro. Puede obstaculizar la capacidad de tener una erección.
  • Óxido nítrico: un neurotransmisor que relaja los músculos lisos del pene y permite la afluencia de sangre durante la erección. Una disminución de la producción de óxido nítrico puede contribuir a la DE.

 

Tratamientos para la disfunción eréctil

Hay varios tipos de tratamientos disponibles para la disfunción eréctil (DE), entre ellos:

Medicamentos orales

Algunos medicamentos, como el sildenafil (Viagra), el tadalafil (Cialis) y el vardenafil (Levitra), pueden ayudar a aumentar el flujo sanguíneo al pene para facilitar la erección. Son los tratamientos más utilizados.

Tratamiento para la disfunción eréctil Brand Levitra

La marca Levitra, de la empresa Bayer, es referente en el sector. Este fármaco es un inhibidor del PDE5 que aumenta el flujo sanguíneo consiguiendo resultados en 15 a 20 minutos cuando se combina con la estimulación sexual habitua. Los estudios clínicos hablan de una efectividad del 84% de los casos de impotencia sexual en hombres

con libido sana, que tomaron la dosis de entre 10 y 20 mg (una diaria máximo). Este medicamento tiene menos reacciones adversas que otros similares, por eso

se recomienda su uso para personas de edad más avanzada. Algunos de estos efectos secundarios leves son: dolor de cabeza; mareo; enrojecimiento facial; distensión o hinchazón estomacal o congestión nasal. Puedes Comprar Brand Levitra medicinas mas barata Farmacia pero debe ser usado bajo supervisión médica para verificar algunas condiciones que no recomiendan su uso como afecciones cardíacas o alergias. 

Existen medicamentos inyectables que se aplican directamente en el pene para facilitar la erección.

Tratamientos físicos

  • Bombas de vacío: estos dispositivos utilizan una bomba manual o motorizada para crear un vacío alrededor del pene, lo que permite que la sangre fluya hacia él y cause una erección.
  • Prótesis de pene: en casos graves, que no responden a otros tratamientos, puede ser necesario colocar una prótesis de pene. Esto implica cirugía y el resultado es permanente.
  • Terapia de ondas de choque: esta terapia utiliza ondas de sonido de alta energía para mejorar el flujo sanguíneo al pene.

Terapias psicológicas

En algunos casos, la DE puede ser causada o agravada por factores psicológicos, como el estrés, la ansiedad o la depresión. En estos casos, la terapia puede ser útil para tratar la disfunción eréctil, que será de gran ayuda para aprender a gestionar las emociones implicadas en la motivación sexual. Puedes consultar más sobre esta temática en la sección de la web sobre sexualidad.

Es importante tener en cuenta que la disfunción eréctil puede ser causada por factores psicológicos, físicos o una combinación de ambos, y que los neurotransmisores pueden ser solo una parte del puzzle. Es importante consultar a un médico para determinar la causa exacta de la disfunción eréctil y encontrar un tratamiento adecuado.

Iván Pico

Director y creador de Psicopico.com. Psicólogo Colegiado G-5480 entre otras cosas. Diplomado en Ciencias Empresariales y Máster en Orientación Profesional. Máster en Psicología del Trabajo y Organizaciones. Posgrado en Psicología del Deporte entre otras cosas. Visita la sección "Sobre mí" para saber más. ¿Quieres una consulta personalizada? ¡Escríbeme!

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Servicios de psicología y publicidad: info@psicopico.com