Alimentación Curiosidades Salud

¿De dónde viene la cita ‘Mens sana in corpore sano’?

mens sana in corpore sano significado

Una de las expresiones en latín más conocidas y usadas dentro del ámbito de la salud y el bienestar personal es mens sana in corpore sanoSu traducción literal es «una mente sana en un cuerpo sano». Se suele relacionar con el vínculo de que mantener un buen estado físico, una buena alimentación y practicar actividad física beneficiará a nuestro estado mental. Sin embargo, los orígenes de esta frase que datan aproximadamente entre los siglos I y II d.C.  no tenían mucho que ver con su uso actual.

Mens sana in corpore sano es una frase que evidentemente tiene un gran contenido positivo y que todo el mundo debería practicar en su vida y hacer todo lo posible para que se cumpliese y mejorar nuestro propio bienestar así como el de los demás. Hay muchas formas de mejorar nuestras vidas, desde tomar conciencia de nuestro estado emocional, hasta mejorar nuestra dieta día a día haciendo uso de alimentos más saludables o accesorios que hacen que esos alimentos que ingerimos así lo sean como empezar usar una freidora sin aceite que haga que nuestros platos además de ricos sean más sanos. Las pequeñas cosas, sumadas, serán las que mejoren nuestro estado físico-mental y se cumpla la profecía de esta universal cita.

Origen de mens sana in corpore sano

La primera vez que apareció esta expresión fue con fines religiosos en el texto  Sátira X, en su línea 365, escrita por el poeta romano Décimo Junio Juvenal (60-128) donde se dice textualmente “Orandum est ut sit mens sāna in corpore sānō” que se traduce como «oremos por una mente sana en un cuerpo sano». Por tanto, su origen atañe más a un comportamiento de rezo hacia las cosas importantes en la vida: la salud mental y física, que por el hecho de realizar actividades saludables en sí. Por fortuna, a día de hoy, todos sabemos que rezando no se consiguen esos objetivos.

El objetivo que perseguía el poeta Juvenal era el de arraigar el florecimiento del cristianismo en aquella época en la que coexistían multitud de otras religiones. En su obra las Sátiras y  más concretamente a través de la conocida frase se intentaba cambiar esa mentalidad a favor del cristianismo incidiendo en que se debería orar solo por esas cosas importantes y no por otras razones como indicaban las plegarias del resto de religiones. Rezar por estar bien, sin necesidad de tener que rezar por otras cosas menos relevantes.

Antigua Grecia

La expresión fue evolucionando a lo largo de los años hasta usarse más relacionada a lo que hoy conocemos, pero pasó por épocas en la que prácticamente significaba todo lo contrario. En la Antigua Grecia, quizás influenciada por corrientes filosóficas dualistas mente-cuerpo, como Aristóteles y Eurípides, que reiteraban que el ejercicio físico y el entrenamiento del cuerpo estaba subordinado a la mente que era lo realmente importante. Estas corrientes contrarrestaban con los laureados atletas que empezaban a ser grandes protagonistas de la sociedad, sobre todo desde los inicios de los Juegos Olímpicos.

Medievo

Incluso más adelante, con el apogeo del Cristianismo en la época medieval, lo importante era la salvación del alma por lo que el resto de actividades que estaban en su contraposición estaban devaluadas. Fueron malas épocas para el deporte, la salud, la buena alimentación y el cuidado físico en general, lo cual llevó a grandes enfermedades por la falta incluso de higiene de la época. Así que nuestra frase de momento tampoco era muy popular en esa época.

Significado actual

No fue hasta mediados del siglo XVIII a través de la obra de Rosseau «Emile», y en otras de intelectuales de la época como Charles Kingsley o Thomas Hughes, cuando se se empezó a dar verdadera importancia a la actividad física y el cuidado personal también para la moralidad. Es aquí cuando comenzaron a proliferar las actividades a favor del cuidado del cuerpo como gimnasios o la implantación de la actividad deportiva entorno a la formación académica.

El cuidado personal comenzaba a tener gran importancia y es en esta época cuando aparece el «Mens Sana in Corpore Sano» como el concepto más parecido al que hoy conocemos en la actualidad ya que era el lema del gimnasio fundado en 1861 por John Hulley en la ciudad inglesa de Liverpool. Tal fue el impacto que tuvo este lema que en 1890 fue acogido por uno de los fundadores del Comité Olímpico Internacional (1860) y usando dicha frase en muchos de sus discursos hasta hacerse lema oficial de los Juegos Olímpicos Modernos. ¡Cómo les hubiese gustado esto a los atletas de los Juegos Olímpicos de la Grecia Antigua!

Conclusión

El lema actual se usa en interminables campañas de publicidad asociando el uso de productos y actividades a tener un buen estado de salud general y es que tiene toda la razón del mundo. La mente y el cuerpo van unidos y si uno de los dos no se encuentra bien repercutirá en el otro. La psicología estudia la mente y el comportamiento humano pero irá siempre inevitablemente unido a que el cuerpo que desarrolla nuestras actividades a nivel físico y biológico se encuentre equilibrado y sano, ya sea a través de la alimentación o el cuidado personal.

Es importante por tanto, acceder dentro de nuestras posibilidades a cuidar nuestra bienestar personal y aprender a cuidarnos, adquiriendo aquellas cosas que nos puedan beneficiar en nuestras vidas y traer mayor comodidad a las mismas como las que ofrecen en esta web y sin olvidar el cuidado de nuestras emociones y nuestro estado mental, alejando las relaciones tóxicas de nuestra vida y manteniendo un equilibrio sano que nos haga alcanzar nuestra propia «mens sana in corpore sano» que nos haga vivir tranquilos con nosotros mismos. Cuídate, tu cuerpo y tu mente te lo agradecerán.

_

Bibliografía:

Young, D. (2005). Mens Sana in Corpore Sano? Body and Mind in Ancient Greece. The International Journal of the History of Sport, 22:1, 22-41.

Iván Pico

Director y creador de Psicopico.com. Psicólogo Colegiado G-5480 entre otras cosas. Visita la sección "Sobre mí" para saber más.

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

loading...

Servicios de psicología y publicidad: info@psicopico.com