Sexo

Cómo tratar la eyaculación precoz

tratar eyaculacion precoz

La eyaculación precoz es un problema sexual masculino bastante frecuente que consiste en la eyaculación prematura y sin control. Tiene lugar ante cualquier estimulación sexual, por mínima que sea, lo que entorpece el coito para generar placer en la pareja. Es necesario conocer la sintomatología para detectarla y abordar los problemas de control y los relativos a la autoestima. Ahora bien, ¿cómo retrasar la eyaculación?

Síntomas de la eyaculación precoz

Estos son los principales síntomas o indicios de eyaculación precoz con el fin de detectarla y tratarla:

  • Se genera sin ningún control antes de lo que la pareja lo desee
  • Se puede producir justo después de la penetración o incluso antes
  • Es posible haber padecido los síntomas a lo largo de toda la vida sexual o puede significar una alteración en el comportamiento sexual

¿Cuáles son las causas de la eyaculación precoz?

Por regla general, se desconocen las causas. Lo cierto es que la eyaculación precoz puede ser la consecuencia de ciertos problemas orgánicos o psicológicos, que nada tienen que ver con el inicio de la madurez sexual. De hecho, durante las primeras relaciones sexuales, es normal que los hombres experimenten eyaculaciones especialmente rápidas, algo que deberán ir controlando con el tiempo.

Una de las causas que pueden terminar en eyaculación precoz es la ansiedad y frustración causada por múltiples sentimientos negativos, como el miedo a no estar a la altura. En cuanto a las causas orgánicas, ciertas patologías pueden potenciarla como es el caso de las enfermedades neurológicas o la ingesta de ciertos fármacos. De cualquier forma, puede suceder que tanto las psicológicas como las orgánicas se relacionen mutuamente.

Métodos efectivos en base a un tratamiento multidisciplinar

Es posible que aparezca ocasionalmente, en cuyo caso bastaría discutirlo con la pareja para calmar la ansiedad o ese sentimiento de culpa que impide controlar la eyaculación. El problema real es cuando sus síntomas persisten, algo que debe ser tratado con un profesional en la materia.

Hoy día podemos hablar básicamente de dos tipos de tratamientos para la eyaculación precoz:

  • El primero de ellos consiste en abordar el tema desde un punto de vista psicológico a través de la psicoterapia y determinadas terapias conductistas.
  • En segundo lugar tenemos la farmacología, con algunos medicamentos y cremas anestésicas de gran efectividad.

Actualmente contamos con varios tratamientos farmacológicos eficaces que además poseen menos efectos secundarios que los empleados en el pasado:

  • Los orales consisten en inhibidores de la recaptación de la serotonina o antidepresivos con resultados rápidos y efectos secundarios mínimos.
  • Los tratamientos tópicos son anestésicos locales que se aplican directamente sobre el glande. De ese modo, su efecto, pese a ser superficial, resulta muy efectivo.

Ejercicios que pueden ayudar a resolver el problema

Existen ejercicios que tratan de ayudar y acompañar a los tratamientos anteriormente señalados. La idea es que el paciente conozca y entienda su nivel de excitación sexual. Para llevarlo a buen término se ponen en práctica varios ejercicios divididos en diferentes fases:

  • Ejercicios de contención de la eyaculación (solo o en pareja)
  • Ejercicios de actitud pasiva y activa con la pareja
  • Ejercicios de Kegel para controlar los músculos responsables de la eyaculación

 

 

redaccion@psicopico.com'

Redacción

1 Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.