Social

Cómo recuperarte después jugar compulsivamente

recuperar ludopatia

¿Alguna vez se ha visto incapaz de dejar de apostar, aunque sepa que las probabilidades están en su contra? Seguro que a muchos de nosotros nos ha pasado. La ludopatía puede ser muy difícil de superar, pero con las herramientas adecuadas y el enfoque apropiado es posible comenzar a recuperarse de esta adicción. Se puede empezar de poco a poco, por ejemplo, si tu juego favorito es la ruleta, puede probar la versión gratis de la ruleta, en la que no necesitará apostar dinero.

La ludopatía, también conocida como juego compulsivo, es un trastorno mental caracterizado por una actividad de juego desadaptativa, recurrente y persistente que provoca un deterioro o malestar clínicamente significativo.

Aunque con frecuencia se utiliza el hecho de perder mucho dinero o estar en bancarrota para determinar si alguien tiene un problema de juego, esto no es así. La mayor dificultad radica en que el jugador, centrado únicamente en el juego, descuida o abandona otros aspectos de la vida como el personal, familiar, social o laboral; es decir, el juego transforma completamente su vida para mal.

¿A quién afecta?

Según las estadísticas de la Sociedad Estatal de Loterías y Apuestas del Estado, 2,3 millones de adultos españoles (mayores de 18 años) pueden tener, en algún grado, problemas con el juego, lo que supone el 5% de la población. Aproximadamente 1.357.200 son jugadores de riesgo, 514.800 son jugadores patológicos (1,1% de la población) y 468.000 son jugadores problemáticos (1% de la población).

En cuanto al género, se calcula que alrededor del 80% de las personas con ludopatía son hombres (1.872.000 hombres).

Síntomas

Los principales síntomas de la ludopatía son:

  • Para alcanzar el nivel de emoción deseado, los individuos están cada vez más dispuestos a apostar más dinero.
  • Cuando se intenta interrumpir o dejar de jugar, el jugador se muestra inquieto o irritable.
  • Los intentos de controlar, interrumpir o detener el juego han fracasado repetidamente.
  • Tras una pérdida se desarrollan sentimientos de angustia, culpa, preocupación o tristeza. Estas emociones provocan el deseo de volver a jugar.
  • Mentir para ocultar a los demás su participación en el juego.
  • El juego perjudica las relaciones personales significativas, el empleo y las oportunidades educativas o profesionales.
  • Poner su fe en que otros donen dinero, para ayudarles a salir de la deuda.

Se diagnostica un problema de adicción al juego si una persona presenta cuatro o más de estos síntomas. Otros síntomas frecuentes son la desesperanza, el alcoholismo, el retraimiento social y los intentos de suicidio.

¿Existe un tratamiento para la ludopatía?

El objetivo de la terapia básica para la ludopatía es psicológico y conlleva la abstinencia total del juego, así como modificaciones en la persona y su entorno para evitar que juegue. La ludopatía controlada (jugar de forma controlada) se trata con menos frecuencia.

Los siguientes son los componentes básicos del tratamiento de la ludopatía:

  • Control de las variables que permiten el juego: diseñado para limitar/evitar que la gente juegue. Se limita el acceso al dinero, las tarjetas bancarias y otros servicios financiero. Se prevé que la restricción del acceso al dinero, a las tarjetas bancarias y a otros servicios financieros permitirá a los jugadores gestionar mejor su conducta de juego, reparar su economía y restablecer el valor del dinero al mismo tiempo que lo reconstruye. Esta fase sólo se utiliza a corto plazo, y se suele sugerir la ayuda de una persona de confianza.
  • Cambio de opiniones sobre el juego: se pretende alterar las ideas falsas sobre el juego, especialmente las relativas al azar y al control. Será necesario realizar un seguimiento en cada jugador:
  • Ideas irracionales (por ejemplo, puedo influir en el resultado, hoy tengo suerte, la máquina está “caliente”…)
  • Dar a entender en qué consiste el azar y la imposibilidad de controlar o influir en estos tipos de juegos
  • Corregir las creencias incorrectas y sustituirlas por pensamientos reales.
  • La auto exposición al juego es un tratamiento destinado a reducir los desencadenantes del deseo de jugar. El jugador se enfrentará a estas circunstancias de forma controlada (sin jugar) para que no le queden valores que estimulen este deseo. A menudo puede ser útil para él/ella enfrentarse a ello mientras está acompañado por alguien de confianza, como la pareja de la persona, por ejemplo.
  • También es esencial que el paciente se dedique a nuevas (o viejas) aficiones que le resulten agradables y le aporten beneficios (sociales, de ocio, familiares…).
  • El entrenamiento para la resolución de problemas se centra en ayudar a los jugadores a mejorar su capacidad para resolverlos. El jugador debe aprender habilidades para enfrentarse a circunstancias difíciles (a menudo el juego se utiliza como mecanismo de escape de otras dificultades).
  • Se enseñará al individuo a hacer mejores juicios y a reordenar su propia vida con éxito.
  • Prevención de recaídas: dado el alto riesgo de recaídas en los problemas de juego, es tan crucial tratar al paciente mientras tiene un problema como evitar que se repita. Para ello, se enseñarán al paciente métodos para afrontar eficazmente las situaciones de peligro, de modo que pueda evitarlas o superarlas.

Redacción

Psicopico.com es un lugar donde aprender psicología de manera amena y sencilla. Intentamos acercar a todo el mundo cómo el mundo te entiende a ti y cómo entiendes tú al mundo apoyados en la ciencia del comportamiento humano: la psicología. Artículos sobre psicología social, psicología deportiva, salud, inteligencia emocional, orientación profesional y educativa y mucho más.

Si quieres saber más sobre las últimas investigaciones sobre neurociencia y psicología también puedes visitar canalpsico.com

Añadir Comentario

Click aquí para dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Servicios de psicología y publicidad: info@psicopico.com