Deporte

Diferencia entre rendimiento en el entrenamiento y en la competición.

rendimiento deportivo

Es muy común diferenciar entre jugadores competitivos y jugadores de entrenamiento. Los segundo son aquellos capaces de hacer mejores a sus compañeros y equipo durante un entrenamiento pero que el día del partido su rendimiento disminuye. Y es que no es lo mismo entrenar que competir, sobre todo cuando hablamos de alto rendimiento deportivo.

Durante el entrenamiento los deportistas adquieren, perfeccionan y consolidan todos los contenidos y recursos útiles que requiere la práctica deportiva de manera que consiguen optimizar esas posibilidades de cara a la competición real.

Diferencia entre rendimiento en el entrenamiento y en la competición.

Es por tanto evidente que cuanto más se trabaje durante el entrenamiento más probabilidad de éxito competitivo existe. Sin embargo, hemos de diferenciar entre el rendimiento en el entrenamiento y el rendimiento en la competición, siendo ambos tipos necesarios para la mejora de la práctica deportiva.

El rendimiento en el entrenamiento hace referencia a la asimilación de la información, la ejecución y el desarrollo de los hábitos, aptitudes y mejora de los contenidos técnico-coordinativos, táctico-cognitivos, físico-condicionales y psicológicos del deportista.

Por otro lado, el rendimiento en la competición implica la puesta en práctica eficiente y de los recursos disponibles que se han aprendido durante el entrenamiento en función de las demandas específicas del juego real. Es la más pura resolución de problemas en el menor tiempo posible y con el mayor éxito posible.

La psicología deportiva puede ayudar a alcanzar los objetivos de ambos rendimientos teniendo en cuanta 5 aspectos:

  1. Objetivos generales. 
  2. Objetivos específicos.
  3. Demandas situacionales
  4. Actuación de los deportistas. 
  5. Valoración del rendimiento. 

En esta tabla se puede apreciar por tanto las características diferenciales del rendimiento deportivo en el entrenamiento y en la competición según estos aspectos.

RENDIMIENTO DEPORTIVO EN EL ENTRENAMIENTO RENDIMIENTO DEPORTIVO EN LA COMPETICIÓN
OBJETIVO GENERAL Mejora del rendimiento futuro. Mejora del rendimiento presente hacia resultados.
OBJETIVOS ESPECÍFICOS Mejora de los contenidos técnico-coordinativos, táctico-cognitivos, físico-condicionales y psicológicos del deportista Utilización eficiente de los contenidos y recursos disponibles.
DEMANDAS SITUACIONALES Situaciones programadas de antemano, con diferentes objetivos y tareas de dificultad variable adaptadas a las necesidades de enseñanza-aprendizaje.
  • Las situaciones las plantea la competición de forma no programada.
  • Dificultad y exigencia menos variadas, sobre todo en deportes individuales y repetitivos.
ACTUACIÓN DE LOS DEPORTISTAS
  • Ensayo de conductas que no se dominan hacia el perfeccionamiento.
  • Repetición de conductas que se dominan para su mantenimiento y puesta a punto.
  • Exposición al sobreesfuerzo y estrés psicológico para mejorar la capacidad de afrontamiento al estrés

 

  • Utilización de conductas dominantes. El jugador solo debe ser capaz de tomar la decisión de elegir correctamente la destreza que dominan en beneficio del juego.
  • El esfuerzo físico y psicológico lo plantea el ambiente y las demandas existentes.
VALORACIÓN DEL RENDIMIENTO
  • El cumplimiento de las actividades, ejercicios o tareas programados es predominante a la ejecución eficiente.
  • Deben establecerse criterios de eficiencia en función de objetivos de cada una de las tareas de forma específica.
  • La ejecución de la conducta de forma eficiente es lo más importante.
  • Se valora tanto la ejecución de la conducta apropiada como del resultado obtenido independientemente de cómo se realizo la conducta.

Por tanto, el trabajo de rendimiento en el entrenamiento debe ir vinculado directamente con el trabajo en el rendimiento en la competición ya que no es una relación plenamente bidireccional. El jugador competitivo en partido, al ver sus resultados reflejado en lo que para en teoría es lo importante, resta importancia a su preparación en los entrenamientos (caso Romario en la década de los 90 en el F.C. Barcelona, jugador de fútbol que rendía en los partidos pero no en los entrenamiento).

Cometidos básicos del entrenamiento deportivo.

Para lograr la mejora en el rendimiento en el entrenamiento, el trabajo del entrenador asesorado o no por un psicólogo deportivo se deben fundamentar en cinco pilares fundamentales:

  1. Planificación del entrenamiento.
  2. Adherencia a las sesiones de entrenamiento.
  3. Enseñanza-Aprendizaje de habilidades y conductas relevantes y por contenidos deportivos. 
  4. Ensayo repetitivo de las habilidades y conductas: entrenamiento en sí.
  5. Exposición y ensayo bajo condiciones de competición.

Además, debemos tener claro la edad y el tipo de deportista con el que estamos trabajando para delimitar en qué punto debemos hacer más énfasis en el trabajo, diferenciando así entre los deportistas de iniciación, los deportistas de élite y aquellos deportistas de iniciación.

Pon un psicólogo deportivo en tu club, para gestionar, observar, evaluar, corregir y asesorar las conductas de tus jugadores en busca de la eficiencia y el rendimiento deportivo.

_

Bibliografía: 

Buceta, J.M. (1998). Psicología del rendimiento deportivo. Ed. DYKINSON

Sobre el autor

Iván Pico

Graduado en Psicología (UNED). Nº Colegiado G-5480. Diplomado en Ciencias Empresariales (USC). Máster en Psicología del Trabajo y las Organizaciones. (INESEM). Máster Universitario Oficial en Orientación Profesional (UNED). Posgrado en Neuromarketing (Universidad Camilo José Cela). Técnico Deportivo Nivel II, fútbol sala (RFEF). Especialista en Psicología Aplicada al Deporte. Etc, etc...
Ver Página personal de Linkedin para información adicional o en la sección ¿Quién soy de la web? :)

Comentar

Click aquí para poner un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.